Capitulo 18: Lo que trae Bendiciones y Tragedia (Parte 1)

Nuestro grupo salió de Gurado y avanzó por la carretera norte.

Dalson encabezó la unidad de treinta hombres que constaba de veinte caballeros y otros diez combatientes reunidos en la ciudad, todos marchando con armas y otras herramientas de subyugación en mano mientras Ariane y yo seguíamos detrás con Ponta sobre mi cabeza.

Después de salir de la ciudad y viajar durante una hora, el paisaje que nos rodeaba empezó a levantarse ligeramente para formar una colina. Ahí es cuando nuestro grupo salió de la carretera y se acercó a un bosque en el lado occidental.

Desde la cima de la colina, pude ver que los árboles en el bosque estaban escasamente colocados. Dalson hizo un gesto para que todos se callaran antes de que comenzara a agacharse, todos siguiendo su ejemplo mientras avanzábamos hacia el bosque.

Eventualmente, llegamos a detenernos cuando la colina terminó en un pequeño acantilado y Dalson silenciosamente nos instó a echar un vistazo.

Un grupo de ogros estaba de pie en el fondo del acantilado. Su altura oscilaba entre dos metros y dos y medio, sus cuerpos de color óxido consistían en músculos de acero y colmillos sobresalían de las esquinas de sus mandíbulas inferiores. Parecían tener un grado de inteligencia dado las pieles de animales alrededor de su cintura y las hachas de piedra y grandes mazos que llevaban.

Había diez ogros en total y una rápida mirada reveló que todos en la unidad estaban conteniendo la respiración.

“Empezaremos la emboscada aquí, así que te prestaré esto”

Cuando Dalson dijo eso, un caballero empujó un carcaj de flechas y arco para Ariane y para mí.

Mientras permanecía confundido sobre para qué eran, Dalson señaló el acantilado con su barbilla.

“Vamos a disparar flechas de aquí y atraerlos hacia la carretera. Ya que estamos en la cima de la colina, será difícil para ellos subir mientras nos persiguen”

Tal como Dalson había dicho, cuando volví a mirar, el valle en el que se encontraban los ogros estaba rodeado de colinas por todos lados.

“Las flechas se han sumergido en veneno, pero sólo es lo suficientemente fuerte como para frenar los movimientos de los ogros. Puesto que no es prudente enfrentarlos dentro del bosque, los sacaremos con estas flechas”

Las mayores fortalezas que poseían los humanos eran su capacidad para formar grupos y estrategias. Aunque no podía decir si había suficiente gente aquí para lograr el plan, era cierto que sería desventajoso pelear en el bosque.

Como sólo había diez, Ariane y yo podíamos bajar y encargarnos de ellos nosotros mismos, dejando a Dalson y el resto aquí a salvo y fuera de la vista.

Sin embargo, yo no era la fuerza principal aquí, sólo estaba destinado a apoyarlos. Cuando miré a Ariane, parecía que ella llegó a la misma conclusión ya que sólo asintió con la cabeza hacia mí.

Ya que nunca había usado un arco antes, decidí observar a los demás para aprender cómo hacerlo. Además, sólo necesitaba provocar a los ogros, no golpearlos.

“Todos, preparen sus arcos”

A la orden de Dalson, todos apuntaron sus arcos al borde del acantilado.

Un segundo después, los treinta hombres dejaron caer sus flechas sobre los ogros desprevenidos.

Preparé mi arco con todas mis fuerzas para dispararle a los ogros.

Sin embargo, justo cuando estaba a punto de disparar oí un sonido crujiente y el arco en mi mano se partió en dos.

“¿Huh?”

Había oído que los aficionados tendrían dificultades para preparar un arco, así que lo sostuve y preparé con todas mis fuerzas, pero aparentemente fue un error.

Tanto Ariane como Dalson tuvieron miradas de asombro en sus rostros mientras los demás estaban en estado de shock. Las miradas de todos comenzaron a hacerme sentir un poco incómodo.

“Bueno, parece que han descuidado el mantenimiento de este arco”

Mientras lanzaba silenciosamente el arco roto al costado, culpé de su rotura al encargado del mantenimiento de las armas.

A diferencia de mí, Ariane logró preparar su arco y dispararle a los ogros en el fondo del acantilado. Sin embargo, su habilidad con el arco no era tan alta como cabría esperar de un elfo. Su flecha golpeó el suelo cerca de los ogros.

Pero viendo a Ariane disparar el arco, entendí por qué. Su gran pecho parecía mover su puntería cuando disparaba.

Mientras todos se preparaban para disparar otra oleada, rugidos se levantaron desde el fondo del acantilado y furiosas miradas se centraron en nuestro grupo.

Varios de los ogros tenían flechas atascadas en sus cuerpos, pero lograron evitar lesiones mortales gracias a sus gruesos músculos.

Con el fin de contribuir en algo, busqué algo para lanzar. Podría ayudar a reducir su número si les arrojaba piedras desde esta altura, pero desafortunadamente no había rocas del tamaño de un puño alrededor.

Bueno, estos guijarros deberían ser suficientes para provocar los ogros, así que tomé algunos y empecé a arrojarlos por el acantilado.

Cuando la piedra que lancé golpeó a uno de los ogros en la cabeza, hubo un sonido apagado cuando apareció un agujero en su cabeza y cayó inmóvil.

Gritos de gloria surgieron de los hombres disparando flechas a mí alrededor.

Dalson asintió con aprobación antes de inclinarse, recogió más piedras y me las dio. Aunque sólo había estado tratando de encontrar algo que hacer, logré reducir su número.

Apunté a otro ogro con las piedras que recibí. Sin embargo, lo primero parecía haber sido suerte. Piedras lanzadas a velocidades rápidas podrían ser fatales, pero era difícil apuntar a objetivos moviéndose rápidamente y tratar de golpear a los ogros en una inclinación vertical por encima hacía la tarea aun más difícil.

Por encima de todo, sabía por un hecho que yo carecía de habilidades de lanzamiento.

Al oír el segundo rugido enojado de los ogros, Dalson confirmó que estaban subiendo por el acantilado, y finalmente logré derribar a otro, dejando a ocho de ellos.

“¡Kyun!”

Ponta de repente hizo un grito tenso desde lo alto de mi cabeza.

Justo cuando Dalson había dado la orden de regresar a la carretera, dos ogros más aparecieron del bosque detrás de nosotros, sorprendiendo a todos.

Ariane no pudo siquiera ocultar el shock en su cara al ser emboscada. De alguna manera, tanto ella como yo nos habíamos absorbido tanto en disparar flechas y lanzar piedras que habíamos descuidado cubrir la parte trasera.

Uno de los ogros recién llegados levantó su hacha de piedra para golpear a Dalson, pero Ariane rápidamente manejó la situación y bloqueó el ataque.

En el momento en que vio que el ogro se movía, Ariane no perdió el tiempo lanzando su arco a un lado y sacó su espada mientras entraba entre el ogro y Dalson a la velocidad de un rayo.

Ariane se las arregló para evitar tomar el golpe enviado por los brazos como troncos del ogro, desviándolo con el lado plano de su espada. Sin embargo, la fuerza generada por el hacha golpeando el suelo fue suficiente para soplar su capucha.

Cuando eso ocurrió su piel lila y sus ojos dorados fueron revelados. Sin prestarle atención a eso, Ariane rápidamente levantó su espada sobre el brazo del ogro que sostenía el hacha.

El ogro gritó mientras soltaba su hacha e intentaba retroceder, pero Ariane cerró la distancia.

El ogro intentó derribarla con sus grandes brazos pero no pudo levantar el brazo que Ariane había herido. Aprovechando la oportunidad, cortó el grueso cuello del ogro.

El ogro tocó su cuello mientras sangre comenzaba a salir, un acto que resultó inútil cuando se derrumbó y se retorció en el suelo.

Mientras la batalla de Ariane había terminado, me había enfrentado con el otro ogro que se había acercado a nosotros.

Si Ponta no hubiera gritado cuando lo hizo, podría haber recibido el golpe del ogro. Aunque era poco probable que hubiera recibido mucho daño gracias a 「Belen’s Holy Armor」, Ponta hubiera estado en peligro si manejaba mal la situación, ya que ella estaba sentada en mi cabeza.

Gracias a su advertencia, ahora estaba frente al ogro y Ponta ya se había enrollado alrededor de mi cuello.

Cuando tomé los dos brazos del ogro y los apreté, el ogro me fulminó con la mirada mientras trataba de liberarse. El ogro inicialmente había intentado golpearme con su mazo, pero cuando mi agarre se tensó, la agonía se filtró en su expresión y sus intentos de escape comenzaron a desesperarse.

“¡Hehehe, no voy a dejarte escapar!”

Puse suficiente fuerza en mi agarre como para romper las muñecas del Ogro. En el instante en que se rompieron, el ogro rugió como si se estuviera muriendo. Mi cabezazo destrozó el cráneo del ogro y rompió su cuello.

Cuando el ogro se calló, arrojé el cadáver a un lado y miré a Ariane. Hicimos contacto visual justo después de que ella sacara su espada del cuello de su víctima y comenzara a ponerse su capucha de nuevo.

De alguna manera habíamos logrado derribar la emboscada.

Cuando miramos hacia los demás, nos recibieron con expresiones estupefactas. Los ogros en el fondo del acantilado ya se habían dividido en dos grupos y se acercaban hacia aquí.

“El resto de ellos se dirige hacia aquí”

Dalson volvió a sus sentidos cuando me oyó decir eso.

“¡Todos, regresen a la carretera!!”

A su orden, todos se retiraron simultáneamente hacia la carretera.

Cuando llegamos a la carretera, un grupo de cuatro ogros salió del bosque y comenzó su asalto.

Cuando los ogros furiosos salieron corriendo del bosque, decididos a matarnos, Dalson emitió otro conjunto de órdenes.

“¡Tiren sus botellas de aceite!! Ariane-dono, como desee!!”

Todos arrojaron pequeñas botellas de aceite hacia los ogros, recubriéndolos en el líquido antes de que Ariane utilizara su magia espiritual para enviar volando múltiples bolas de fuego hacia los ogros.

Cuando las bolas de fuego los golpearon, los ogros fueron envueltos por las llamas. Cuando las llamas los consumieron, los ogros cayeron al suelo y rodaron para extinguirlas, deteniéndose a nuestros pies cuando terminaron.

Los soldados rápidamente formaron grupos separados y se pararon a los lados de los ogros heridos antes de que comenzaran a apuñalar a los ogros con sus lanzas y espadas. En cada grupo había un caballero de pie frente a los ogros con un gran escudo, cuyo propósito era mantener la atención del ogro en ellos mientras los otros apuñalaban al ogro. Decidí utilizar la forma en que manejaban sus escudos como referencia.

Comparé los movimientos entrenados de los miembros del cuerpo con la forma en que generalmente luchaba y noté que eran casi idénticos.

Ariane, Dalson y yo estábamos situados en el grupo central, donde dos de los ogros se pusieron de pie y gritaron de ira.

Saqué mi escudo de mi espalda y desenvainé mi espada antes de dar un paso adelante.

Desvié un mazo gigante usando el escudo en mi mano izquierda. El equilibrio del ogro fue destruido por el empuje de su arma, y después de cortarlo con mi gran espada el ogro terminó siendo bisecado.

El segundo ogro fue derribado con un solo empuje, después de golpearlo en la cara con mi escudo aproveché la oportunidad de meter mi espada en su estómago.

Mi empuje había conseguido cortar la espina del ogro, y con un gemido final, el ogro cayó como una marioneta con sus cuerdas cortadas.

Mirando a mí alrededor vi que los otros grupos habían sido capaces de abrumar a los otros dos ogros. Cuando aparecieron los otros ogros, Ariane y yo nos separamos para apoyar a los grupos atacantes. La batalla terminó en un instante y no quedó vivo ni un solo ogro.

“Considerando que es una elfa, Ariane-dono, estoy verdaderamente agradecido por su ayuda”

Mientras estábamos ocupados sacando las piedras mágicas de los cuerpos de los ogros, Dalson se acercó a nosotros y comenzó a hablar con Ariane con una sonrisa en su rostro.

A su comentario, Ariane bajó la capucha de su capa y lo miró con los brazos cruzados.

Sin prestarle atención a su cambio de actitud, Dalson siguió hablando con Ariane de una manera más contundente.

“Aunque esta es la primera vez que la conozco, escuché historias de que elfos ocasionalmente aparecieron en el bosque vecino durante la época de mi bisabuelo”

Los ojos de Dalson no tenían el mismo brillo de uno que deseaba capturar elfos. En todo caso, sólo había un toque de curiosidad.

“¿Esta es tu primera vez conociendo a un elfo?”

Mientras Ariane mantenía su vigilancia y silencio, decidí instar a Dalson a continuar. Dalson parecía un poco feliz al respecto, en lugar de estar disgustado como pensé que estaría.

“Desde la época de mi bisabuelo, el principio de nuestra familia ha sido「 Ayudar a los elfos siempre que estén en necesidad 」……. Cuando era joven, un elfo salvó su vida cuando había estado explorando el bosque, nunca imaginé que sería salvado de una manera similar.

Mientras Dalson hablaba, se concentró en Ariane, cuyos brazos todavía estaban cruzados.

“……Incluso si no ayudábamos, te las habrías arreglado de alguna manera”

Dalson sacudió la cabeza ante la breve respuesta de Ariane.

“Si no fuera por ustedes, no podría regresar con mis hijos hoy”

“Técnicamente, sólo completamos la tarea que nos encargaste. Entonces, ¿Vas a darnos las direcciones ahora?”

Ariane simplemente lo negó y dijo que no era nada.

“Ah, eso es correcto. Cuando regresemos a la ciudad, tendremos que preparar una recompensa adecuada para Arc-dono y Ariane-do── ”

Ariane y yo hablamos al mismo tiempo.

“No”  “No.”

Compartiendo una mirada rápida, ambos asentimos de acuerdo antes de que continuara hablando.

“No, nos vamos al imperio desde aquí. Nos ahorraras el problema si nos dices lo que necesitamos”

“Sin embargo, no tengo mucho conmigo en este momento, así que ¿Cómo puedo recompensarlos?”

Dalson sacó unas monedas de oro y plata de una cartera de cuero que había estado llevando mientras hablaba.

“Eso, junto con el arco que rompí, es suficiente recompensa”

Me encogí de hombros mientras hacía esa broma.

Dalson me miró y abrió la boca para decir algo, pero Ariane logró vencerlo.

“Como una recompensa adicional ¿Qué te parece que te asegures de que ese precepto de tu familia sea transmitido a tus bisnietos?”

El gran pecho de Ariane se levantó y cayó mientras era sostenido por sus brazos mientras empezaba a reír. Ese precepto de 「Ayudar a los elfos siempre que estén en necesidad」 era bueno para heredar en mi opinión.

Dalson dirigió una mirada interrogante en mi dirección. Como realmente no me importaba la recompensa que ella había sugerido, asentí hacia él.

Como compensación por la subyugación, nos dijo que este camino conduciría a una gran ciudad en el imperio y nos despediría junto con todos los miembros del grupo de subyugación.

Anuncios

5 pensamientos en “Capitulo 18: Lo que trae Bendiciones y Tragedia (Parte 1)

  1. Pingback: Ahora si! Capítulos de Gaikotsu (7/7) | CarlecBen

  2. Gracias x el capitulo 😀

    jajajaja estamos todos de acuerdo en que es un precio justo a pagar tener unos pechos que te hacen ser mala arquera a pesar de ser un elfo oscuro jajaja aunque Arc al ser malo con los arc-os hasta el punto de romperlos si que me parecia una ironia similar.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Strange Translations

LN, WN y algo mas

Gustang Translations

Novelas Ligeras traducidas al español

(NanoDesu) A Translation of the Sky World Light Novel

スカイワールドの英訳なのです!

SpanishTraslation

Sitio dedicado a nuestras traducciones y novelas originales.

SlaveRod

En español por gusto con errores y sin quejas

Nahucirujano Translations

Blog dedicado a las Novelas Ligeras que estoy traduciendo al Español

Isekai Soul-Cyborg Translations

Under new management of the new Isekai Soul-Cyborg. Currently recruiting minions.

A %d blogueros les gusta esto: