Capitulo 3: Duelo/Claire/Confesión

Con una combinación de un ruido sordo, la luz y un calor llamándolo, Kisaragi Hayato despertó.

“NND, uuuuuuuuaaaah …………”

Levantándose de su futón, se estiró adormilado.

Volviendo la mirada, vio la espalda de su compañero, sentado en el borde de su cama. Él ya había cambiado sus pijamas por la camisa de su uniforme…

Volvió la mirada hacia su compañero. La espalda de Emil, que estaba sentado en el borde de la cama, podía ser vista. Ya había cambiado su pijama por su uniforme. Por lo que él sabía, Emil se había levantado hace algún tiempo.

¿Dormí de más?

Echando un vistazo al reloj, parecía que el tiempo señalado para el desayuno en la residencia ya había comenzado;  había dormido un poco más de lo esperado. Hayato volvió su mirada hacia Emil una vez más.

Que está pasando?

Frente a la ventana, detrás de Emil estaba Hayato. No parecía haber notado que Hayato había despertado. En cambio, él se enfocaba intensamente en sus manos.

“Buenos días, Emil.”

“Uwaa, HAYATO- ¿POR QUÉ ME ESTAS LLAMANDO TAN DE REPENTE?!”

Al ver que Hayato lo había llamado, Emil volvió la cabeza estando sorprendido.

“M-mi error… O más bien, ¿Por qué te sorprendes-?!”

“Estaba muy concentrado…”

Emil, que estaba levantando sus cejas, tenía un uniforme cerca de sus rodillas; y una aguja con un trozo de hilo enlazado. Había estado cosiendo la insignia de la escuela en su uniforme.

“Estas cosiendo el uniforme con aguja e hilo…?”

“Si lo haces de esta manera es más fácil, de esta manera no va a salirse tan fácilmente. Si la pierdes, las instrucciones dicen que tienes que escribir una disculpa y pagar por una nueva, por lo que se recomienda que la cosas encima. Ya he terminado con la tuya “, dijo Emil, entregándole a Hayato su chaqueta.

“Oh, lo hiciste para mí? Gracias.”

Hayato miró la chaqueta que Emil le entregó. De hecho, la insignia de la escuela se encontraba firmemente unida al cuello.

“Estoy a punto de poner la mía, así que Hayato, adelántate y prepa… O-OW! -”

“¿Qué pasó? ¡¿Estás bien?!”

Con un grito, Emil agarró uno de sus dedos; su pequeño cuerpo se retorció de dolor.

“Ajaja, miré a otro lado por un segundo… mi dedo – Parece que metí la pata…”

“Déjame verlo.”

Hayato se acercó a Emil, sujetó su brazo y comprobó su lesión, en la que se había formado una gota de sangre.

“Parece que te pinchaste muy profundo, ¿Eh? Quédate quieto. Voy a tratarlo ahora. ”

“Tratarlo? Espera, Hayato- ?! “Emil protestó en vano mientras Hayato puso el dedo lesionado en su boca.

El cuerpo de Emil tembló con sorpresa mientras su boca quedó entreabierta por el shock.

“Hey, Hayato … ¿Qué estás haciendo, de repente … NND, aah …”

Cada vez que Hayato chupaba y movía su lengua, pequeños gemidos se filtraban de la boca de Emil.

“Esto es necesario; tenemos que desinfectarla después de todo, ¿No? Dicho sea de paso, dejar de hacer ese sonido extraño. Me haces sentir raro… ”

“S-sentir raro–?”

“No me hagas decir algo así, por favor-”

“Lo lamento…”

“Eso debería funcionar”.

En el momento en que Hayato, cuyo rostro había enrojecido ligeramente, separó ya yema del dedo de Emil de su boca, cuyo rostro estaba sonrojado, ya no había ninguna señal de sangre.

“Debemos preguntarle a Fritz si hay un botiquín de primeros auxilios en alguna parte.”

“¡Espera un segundo! Si se trata de un botiquín de primeros auxilios, no se supone que esté aquí. Si no recuerdo mal, debería ser el tercer cajón desde abajo. Me di cuenta desde antes, cuando estaba buscando el kit de costura”.

La mirada de Emil señalaba un conjunto de cajones de pie junto a la pared.

“Ah, ahí está.”

Hayato abrió el cajón antes mencionado, que de hecho contenía un botiquín de primeros auxilios. Dentro estaban los suministros médicos, como vendas y desinfectantes – justo lo que necesitaban.

“Bien, déjame ver el dedo de nuevo.”

Hayato sujetó un pedazo de algodón con un par de pinzas, y empapándolo con desinfectante, procedió a desinfectar el dedo de Emil.

“… No es la gran cosa. ¿No es demasiado, Hayato? ”

“¿Recuerdas la historia que te dije ayer? Desde aquel día, cuando veo una herida, tiendo a ser un poco molesto”.

“Ah, así que es eso… es por eso que estas tan acostumbrado a tratar a alguien, ¿No?”

“También traté a niños heridos de vuelta en la institución donde yo vivía antes. Además, incluso si algo como esto normalmente no es nada de qué preocuparse, sigue siendo la mejor manera de estar seguro, ¿No? No quieres que se infecte– Y… hecho”.

“Gracias…”

Emil, cuyo dedo ahora estaba cubierto con un vendaje, dijo palabras de gratitud.

“Voy a coser la insignia para ti después. Va a ser difícil con la mano así”.

“No puedes! Hoy, Hayato… el duelo es hoy. No puedes permitirte el lujo de salir lastimado ahora de todos los tiempos, así que… ”

“Va a estar bien, te lo prometo. Soy bueno con ese tipo de cosas “, dijo Hayato.

Tomando la aguja y el hilo en la mano, tomó el uniforme que estaba colocado encima de la cama de Emil y comenzó a coser la insignia sobre su cuello.

De hecho, parecía ser bastante experimentado.

“Wow, parece que realmente eres bueno, ¿Eh, Hayato?”

“Lo hice en la institución también. Era porque no teníamos dinero, ya ves. Coser ropa vieja? Eso era sólo una parte de vida– Muy bien, aquí. Está hecho.”

“Gr-gracias, porque en serio te preocupas por mí.”

“¿Qué hay con eso?”

Emil comenzó a ponerse la chaqueta que Hayato le había entregado.

“Está bien, debo cambiarme también? Ya es hora de ir a comer algo ¿No? ”

“WAA- HAYATO-! ¿POR QUÉ TE ESTAS DESNUDANDO DE REPENTE- ?! ”

Hayato había puesto sus manos sobre su camiseta causando que Emil saltara y gritara en estado de shock. Él parecía estar temblando un poco y tenía el rostro teñido de un rojo brillante.

“¿Por qué me estoy desnudando? ¿Cómo se supone que vaya a cambiarme si no lo hago? ”

“Aún así, NO LO HAGAS SIN ADVERTENCIA DELANTE DE MI!”

“Yo soy diferente a ti – No me importa que me veas desnudo.”

“¡A MI SI! Voy a esperar afuera!” Emil gritó mientras corría fuera de la habitación a toda prisa.

En serio, incluso para ser un llamado caballero Britannia, eso no pasarse, ¿Verdad…?

Meditando acerca de lo extraño de la situación, suspiró antes de poner de nuevo sus manos en su camiseta y comenzó a quitársela.

“No me hubiera importado si te hubieras adelantado, ya sabes…?”

Habiéndose cambiado completamente, Hayato salió de la habitación sólo para encontrar a Emil esperándolo en el pasillo.

“¿Eso es realmente algo que le debas decir a alguien que te estaba esperando? Eres tan cruel, Hayato…” Emil puso mala cara.

“Mi error, mi error. ¿De acuerdo?” Hayato respondió mientras empezaba a caminar.

Ellos fueron repentinamente interrumpidos por el ruido de una PDA.

“Una notificación por correo electrónico? Parece que no es la mía”.

Hayato procedió a mirar su propia PDA. Era una notificación, un correo electrónico de la presidenta del consejo estudiantil, que decía lo siguiente:

[El duelo se llevará a cabo de dos horas a partir de ahora.]

[Por favor, pasar al frente del edificio de la escuela Bugeika una hora antes.]

Estos dos puntos estaban claramente definidos en un tono que sugería tal cosa era un hecho cotidiano.

Realmente voy a pelear con la presidenta del consejo…

Hayato dejó escapar un profundo suspiro.

Se sentía agobiado por el peso de ese conocimiento, pero necesitaba confirmar su resolución, no obstante.

No había mucho tiempo restante – lo que había que hacer, iba a hacerlo.

Así que de ahora en adelante, voy a tener que ponerle todo mi esfuerzo a todas las cosas.

Convenciéndose de que todo iba a salir bien, Hayato caminó hacia el vestíbulo con Emil a su lado.

Después del desayuno, Hayato y Emil, que había cambiado su uniforme, se dirigieron hacia el lugar designado a la hora indicada en el correo electrónico.

Allí, una de las vicepresidentas del consejo estudiantil estaba esperando con los brazos cruzados – Ridi Steinberg. Tan pronto como vio a Hayato y Emil, sus ojos agudos se estrecharon aún más.

“Ahora los guiare a ambos al coliseo.”

“Cuando dicen ambos, supongo que eso significa que está bien si también voy, ¿Correcto? ”

“Eso está perfectamente bien, aunque no hace falta decir que esto se extiende sólo hasta la sala de espera”, Ridi respondió mientras comenzaba a caminar.

Fueron conducidos a la sala de espera en el interior del Coliseo, situado a poca distancia del edificio de la escuela Bugeika.

Era de alrededor de diez tatamis de ancho y estaba vacío con bancos a lo largo de la pared y unas cuantas sillas dispersas.

“El locker es la puerta siguiente; por favor utilízalo como te plazca. Encontraras tu traje variable preparado allí, así que por favor cámbiate, y haz los ajustes necesarios antes de que comience el duelo. Ya sabes cómo hacerlo? ”

“Sí, lo sé.”

“Si ese es el caso, entonces estarás bien por tu cuenta, ¿No? Antes de que comience el duelo, Erica te avisará. Siempre y cuando estés listo para entonces, no me importa lo que decidas hacer. Ahora bien, si me disculpan”, Ridi comentó, antes de salir de la habitación.

“¿Qué es lo que quieres hacer, Hayato? Cambiarte de inmediato? ”

“Sí, lo haré.”

* dingdong * …

“¿Qué es eso?”

Mientras estaban reflexionando sobre qué hacer a continuación, el intercomunicador que había sido instalado en el interior del vestuario de repente sonó.

“¿Quién podría ser?”

Inclinando la cabeza con perplejidad, Emil operó el monitor del intercomunicador que había sido instalado horizontalmente por la puerta. Las figuras de dos estudiantes de primer año que habían sido condenadas a salir por la presidenta del consejo estudiantil durante la ceremonia de entrada de la escuela aparecieron.

“Está bien dejarlas entrar, ¿No?”

“Sí.”

Emil abrió la puerta en respuesta a la confirmación de Hayato. Las dos colegialas simultáneamente llamaron, ‘Perdonen la intrusión’, y entraron en la habitación.

Dirigiéndose directamente a Hayato, hablaron al mismo tiempo.

“Está bien si no te preocupas por nosotras, así que por favor no te sobre esfuerces!”

“A pesar de que la culpa es nuestra, Kisaragi-san es el que está teniendo dificultades. Nos sentimos mal y… pensamos que no es demasiado tarde para que simplemente te olvides del duelo! ”

Parecía que habían aprendido la fuerza de la presidenta, y llegaron a pedir que renunciara al duelo. También parecían tener la resolución de dejar Little Garden en consecuencia.

“Por favor, cálmense. No creo que podamos suspender el duelo de todos modos, la presidenta no perdonaría algo así “, dijo Hayato en un intento de calmarlas.

En cualquier caso, según la notificación que había recibido por parte de la presidenta, pronto sería tiempo para el duelo. Por otra parte, en lugar de las chicas, Emil había sido la causa directa de esto.

Añadiendo más leña al fuego, Emil procedió a comentar, “Por favor, cálmense. Si se trata de Hayato, va a manejarlo de alguna manera”.

“Ya te dije que dejaras de hablar así, ¿No?!”

Hayato respondió de la misma manera que después de la ceremonia de entrada de la escuela, llenando la sala de espera con risas alegres.

Eso parecía haber ayudado. La tristeza desapareció de las expresiones de las chicas y el nerviosismo de Hayato también fue alejado. Aunque Emil tenía problemas para leer la situación, a veces, era contrarrestado por ocasiones como esta, donde era el único capaz de aligerar el ambiente. Hayato no se decidió sobre si los aspectos positivos superaban a los negativos.

El resultado ha sido bastante problemático, después de todo…

“Haa”, suspiró.

“Bueno, entonces, nosotras no queremos interrumpirte mas, así que por favor si nos disculpas.”

“Kisaragi-san, mantente a salvo y da lo mejor de ti. Vamos a estarte animando desde las gradas! ”

Treinta minutos habían pasado desde que las chicas habían salido de la habitación. Diez minutos pasaron hasta la hora prevista para el duelo: 11:00.

Hayato había terminado hace tiempo su cambio a su traje variable y ahora esperaba con Emil. De repente, en la pared frente a ellos, la puerta del pasillo se abrió. La otra vicepresidenta, Erika Vela, apareció.

“Es la hora. ¿Has terminado con los preparativos? ”

“En un momento” Hayato respondió mientras se levantaba.

Rugidos emocionados se oían a lo lejos.

“Que es eso…?”

“Suena como la entrada de Claire-sama.”

“… Solo eso provoca tanto ruido?”

“No son sólo los estudiantes de la Bugeika; los estudiantes de las otras escuelas y el pueblo de Little Garden en idolizan a Claire-sama también. Ella es tremendamente popular” Erika respondió, como si estuviera repitiendo algo que era de sentido común.

“Así que no solo tú te obsesionas con la presidenta, ¿Eh?”

“Que haces, diciendo tal–”

Erika le dio a Emil una mirada severa.

“Cualquier otra persona que haya visto qué sucedió en la ceremonia de entrada podría pensar de la misma manera, ¿Sabes ?.”

“La severidad de ese reproche fue por el bien de prevenir la pérdida de incluso una persona en los campos de batalla que están por venir. Esa fue la manifestación de la bondad de Claire-sama, ¿Entiendes? ”

“¿De verdad te gusta la presidenta, ¿No es así, rara?” Emil bromeó, en respuesta a la respuesta sincera de Erika.

El rostro de Erika se sonrojó de un rojo intenso en respuesta.

“Es-eso es un hecho. Esa persona es alguien en la que se puede confiar… ”

Se aclaró la garganta tosiendo y caminó hasta la puerta por la que había entrado.

“Bueno, entonces, Kisaragi Hayato – es tu turno para entrar. Vámonos.”

“Vienes también?”

“Eso es porque serviré como juez para el duelo de hoy…”

“No le darás ventaja a la presidenta por amor, ¿Verdad?” Emil se burló de ella una vez más.

“E-eso ni siquiera necesita ser dicho. Nunca le haría algo así a mi diosa. Sería degradar a Claire-sama. No sería necesario empezar con una cosa así. Claire-sama siempre logra la victoria sin falta, así que– ”

Erika abrió la puerta ante ellos.

Más allá había un largo pasillo de 100 metros con un bajo techo.

“Hayato, da lo mejor de ti.”

Iniciando acompañado por las palabras de apoyo de Emil, Hayato fue hacia el campo de batalla, y dio un paso hacia atrás.

Hay más espectadores de lo que pensaba…

Examinando las gradas, se encontró con que la mayor parte estaban llenas.

De todos los que aplaudían antes, la mayoría de los espectadores aquí parecían estar deseando ver el estilo de batalla de la [Perfect Queen].

Carteles y pancartas hechos por fans abundaban, y todos declaraban su apoyo a Claire.

El resto parecía ser curioso acerca de lo que el rumoreado estudiante de primer año era capaz…

Aunque varias personas lo estaban apoyando, Fritz, Ridia – incluso las dos chicas a las que la presidenta dijo saldrían de la escuela – y un buen número de la clase de primer año estaban incluidos.

En medio de este ambiente hostil, Hayato caminó hacia el centro del campo de batalla y avanzó.

“… ¿Pudiste prepararte?” Claire gritó, cuando la distancia entre los dos había cerrado a unos cinco metros.

Estaba, por supuesto, con un traje variable también. Era el mismo tono de rojo del que era su uniforme.

“Bueno, como era de esperarse, toda esta conmoción me ha tomado con la guardia baja.”

Hayato respondió a la pregunta de Claire con una sonrisa irónica.

“Ese tipo de cosas… Una vez el duelo comienza, ese tipo de pensamiento puede hacer que te maten.”

Una risita escapó de la boca de Claire, y luego continuó, “En cualquier caso, podrías no mirar?”

“… ¿Eh?”

“Me estabas mirando ahora… con esa mirada lasciva…”

“E-eso es–”

No podía negarlo.

El Traje variable se aferraba a su cuerpo, mostrando sus bien desarrolladas curvas femeninas. También exponía más piel que Emil o Hayato. No sólo sus partes, incluso sus hombros estaban expuestos también.

Los dos grandes bultos de sus pechos y su figura hicieron imposible negar su feminidad, eran tan encantadores que su corazón quedó atrapado en su garganta.

“… Sólo estaba bromeando, pero dejando eso de lada, todavía estás muy lejos de estar listo para estar en el campo de batalla, ¿No es así?”

No trató de negarlo. Era lo que él mismo creía.

“Pues bien, desplegamos nuestros Hundred?”

Ella no se molestó en esperar una respuesta. Claire dio la vuelta al Hundred sostenido en su mano suavemente en el aire.

“HUNDRED ON!”

Respondiendo al llamado, el Hundred lanzó una luz verde esmeralda que se transformó en seis vainas de armas rojas.

Así que este es el Hundred de la presidenta, [Alystherion]…?

Los objetos flotando alrededor del cuerpo de Claire eran considerablemente más grandes que las [Arms Shroud] de Emil y parecían estar listos para disparar sin la modificación que Emil había requerido. En cualquier caso, un puñado de objetos parecidos a torretas a estaban unidos ella.

Las bocas de las armas en cuestión eran bastante amplias, por lo que era probable que los disparos fueran bastante poderosos

“Ahora es tu turno para desplegar tu Hundred”.

“Ya lo sé.”

Estaba tan nervioso que su voz casi tiembla visiblemente.

Sin embargo, no había necesidad de decir que el fracaso aquí era un lujo que no podía permitirse.

El no poder desplegar correctamente su Hundred sería bastante patético, y humedecería el ambiente animado.

Estará bien.

Tranquilizándose a sí mismo, desabrochó de su cuello el colgando con su Hundred y lo apretó con fuerza.

“HUNDRED ON!”

Mientras gritaba, su Hundred brilló en un rojo brillante desde el interior de su mano. Reaccionó al grito de Hayato y comenzó su transformación.

Por lo menos esa parte estuvo bien…

Echando un vistazo a [Hien], que se había manifestado en su mano derecha, Hayato dio un suspiro de alivio. El protector que cubría su brazo derecho también se había desplegado como el día anterior.

“El duelo entre la presidenta del consejo estudiantil, Claire Harvey, y el estudiante de primer año, Kisaragi Hayato, comenzará ahora” Erika pronunció, actuando en su papel como juez para el partido.

Su voz hizo eco desde los altavoces instalados alrededor del Coliseo.

“Sin embargo, antes de empezar – ya que muchos estudiantes de primer año están presentes hoy – Les pido su paciencia mientras primero describimos las reglas. El límite de tiempo para el partido será de 15 minutos. Un golpe de gracia, rendirse, o el agotamiento de Vitalidad o Energía serán los medios para determinar la victoria y la derrota”.

Junto con la explicación de Erika, las reglas también se mostraron en el marcador electrónico instalado por encima de las gradas. Si el duelo terminaba sin un ganador claro, la persona con más vitalidad restante ganaría.

“Los conteos para tiempo restante, Vitalidad y Energía se muestran en el marcador electrónico con los datos extraídos de los cuatro anillos vitales que se adjuntan a las manos y los pies de cada uno de los Slayers. El público puede, confirmar sus valores actuales cuando quieran– Eso es todo lo que hay que explicar; Hayato-sama, ¿Tiene usted alguna pregunta? ”

“No, nada en particular. En pocas palabras, el que cae inconsciente o pierde su arma pierde, ¿No?” Hayato respondió

Claire de repente levantó la mano.

“¿Estaría bien si añado una condición?”

“… Claire-sama, ¿Cuál podría ser?”

“Esto es algo que he meditado desde ayer. Incluso si Kisaragi Hayato puede tener la lectura más alta de aptitud en la actualidad; en la práctica, ayer fue su primer manejo del Hundred, ¿Correcto? Si tuviera que luchar contra un rival con todo mi poder, no creo que pudiera considerarse un duelo. Creo que una desventaja es necesaria”.

“Una desventaja…?”

Eso sería útil.

Él tomaría lo que pudiera conseguir.

“¿Y qué desventaja tomaría?”

“¿Y si yo fuera a renunciar al uso de armamento de todo el cuerpo?”

“… El armamento de todo el cuerpo…?”

“Ridículo – no me digas que no sabes lo que el Zenshin Busou es? Debería estar descrito en los materiales preparatorios que te dieron antes de que llegaras aquí “.

“Um, si no recuerdo mal, la forma de implementación actual es Bare Armament o algo así …” Hayato respondió, tratando de recordar el contenido del libro.

“Eso es correcto.”

Claire asintió con satisfacción.

“El Bare Armament que desplegaste ahora sólo utiliza una pequeña porción de tu energía. La diferencia es que Zenshin Busou requiere una liberación instantánea de toda tu energía a la vez que manifiestas tu arma”.

Era una habilidad de gran alcance, pero los requisitos de energía eran extraordinarios, y por lo tanto no podría ser utilizado por mucho tiempo. Peor aún, coloca una gran carga para el cuerpo y era tremendamente difícil de controlar.

Claire era la primera estudiante capaz de utilizar el Zenshin Busou, además de ser la única miembro del consejo estudiantil que podía.

“En otras palabras, al principio es posible emplear Zenshin Busou en un duelo, pero no lo harás en este?”

“Eso es correcto. Frente a un oponente que no pueden utilizar Zenshin Busou, incluso si fuera a obtener la victoria usándolo, no tendría sentido”.

“Sólo para confirmarlo – no usará esto como un pretexto para romper nuestra promesa si pierde, ¿No?”

“Por supuesto que no.”

Erika no se opuso.

“Bueno, entonces, vamos a empezar el duelo. Ambos, por favor coloquen una cierta distancia entre ustedes y enfréntense” Erika dijo, mientras se movía hacia una esquina del campo.

De acuerdo con sus instrucciones, Claire y Hayato caminaron hasta que hubo unos diez metros entre ellos y giraron hacia el otro

“Ahora, vamos a comenzar el duelo!”

Desencadenado por el grito de Erika, una cuenta atrás comenzó en el marcador electrónico.

Empezando por un [10], que luego se volvió [9].

Ya había pasado el punto de no retorno. Todo lo que quedaba hacer era ejecutar la estrategia que Emil había ideado–

-La cual era confiar en su agilidad natural al momento en que el duelo comenzara, permitiendo ese momento único para decidir la victoria o la derrota.

Ya que su oponente era una maestra cualificada de los Hundred, una batalla larga e interminable sería una desventaja. Si las cosas llegaban a ese punto, cualquier esperanza de victoria bien podría desaparecer.

Esto era lo que había previsto Emil.

El momento en que [6] se dirigió a [5], Hayato cargó su [Hien] de energía y comenzó a concentrarla bajo sus pies.

Concentración, debo concentrarme…

El sonido de los aplausos se desvaneció en el fondo.

Todo lo que quedaba era el ruido sordo de su corazón latiendo con fuerza.

[3], [2], [1], la cuenta atrás se acercó a cero.

Y–

“Ven, Kisaragi Hayato! Muéstrame lo que puedes hacer!” Claire gritó mientras disparaba [Alystherion] en su dirección.

Estaré bien. Va a funcionar! Hayato aseguró.

Había aprendido a lidiar con Hundred de clase Dragoon el día anterior, por lo que debería ser capaz de manejar la situación.

“HAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA ——–!”

Hayato lanzó la Energía bajo sus pies, inició Acelerar, y voló.

Un ataque rápido de acuerdo con la estrategia diseñada.

Esquivando los seis disparos procedentes de [Alystherion], cerró la brecha entre Claire y él mismo en un solo movimiento.

[Hien], por supuesto, ya había sido cargada de energía, y su hoja brillaba de un color blanco azulado.

“Qu?! -”

Sus ojos se abrieron con sorpresa, Claire fue sorprendida con la guardia baja. El plan de guerra relámpago de Emil había funcionado, pero desafortunadamente su ejecución había dejado algo que desear …

…¡Oh mierda!

Sobreexcitado, su control sobre su energía era pobre.

Y así, fue demasiado tarde para una desaceleración.

“KYA-!”

Claire gritó.

“UWA- ?!”

Al igual que Hayato.

CHOQUE-!

Habiendo ejercido más fuerza de lo previsto, Hayato se estrelló contra Claire. En consecuencia, como si hubiera sido empujada al suelo, Claire se desplomó en el suelo.

Ouch … Mierda, me equivoqué …?

Ellos se habían derrumbado por completo.

Los espectadores rieron a carcajadas.

Francamente, era increíblemente embarazoso.

“TH! Kisaragi Hayato-! Tu, ¿Dónde crees que estás tocando?! ”

“… ¿Eh?”

A causa de sus palabras, Hayato finalmente notó la calidez en sus manos.

Esto no podría…

Moviendo sus dedos, una sensación suave fue transmitida a través de sus dedos.

“H-Hann!”

Un sonido hechizante fue derramado de la boca de Claire.

Hayato de repente se dio cuenta de lo que había tocado – los voluminosos pechos de la reina Claire Harvey.

“E-Eeehm…”

“T-tu… ¿Qué diablos crees que estas …”

El rostro de Claire se tiñó de un rojo intenso mientras ella levantó las cejas.

“E-el traje variable se debe usar para suavizar los ataques entrantes, así que ¿Por qué es tan delgado? La sensación de tus pechos es como si no hubiera nada allí… ”

“Han-!”

Una vez más Hayato movió los dedos de sus manos, y junto a una sensación hechizante, la cautivadora voz de Claire entró en erupción una vez más. Su cuerpo perdio su fuerza. Sin embargo, eso fue sólo por un momento.

“-”

Claire se volvió hacia Hayato de nuevo y lo miró bruscamente.

O-Ohoh…

Hayato se asustó y soltó las manos de sus pechos.

“Eeehm, mi error. Lo siento mucho. ¿No puedes perdonar este… accidente…? ”

Hayato rió nerviosamente. La mirada sombría en el rostro de Claire le puso la piel de gallina.

“P-POR SUPUESTO QUE NUNCA VOY A PERDONAR ESTO -!”

Con lágrimas en los ojos, Claire Harvey empujó a Hayato hacia la distancia con ambas manos y con fuerza se levantó.

“El que alguien tocara mis p-pechos… Esto no ha sucedido ninguna vez antes, y sin embargo, en medio de un duelo… ser tocada de esa manera! Y encima de eso no una sino d-dos veces! ”

Tratando de preservar su dignidad como la Reina, Claire cruzó ambos brazos frente a su pecho, sus hombros temblaban violentamente.

“Tienes agallas, ¿No es así, Kisaragi Hayato? No esperes ninguna piedad a partir de ahora! ”

UH OH. Claire señaló hacia Hayato.

Mientras lo declaró, ella manipuló [Alystherion], disparando seis rayos a todo poder.

“U-UWAA-!”

Hayato solamente era capaz de esquivar. El comportamiento de Claire daba la sensación de que incluso no conocía la palabra  “misericordia” de todos modos. Aquí, en el campo de batalla, la princesa estaba en la guerra misma.

“Así que todo lo que sabes hacer es correr, ¿Eh? Kisaragi Hayato! Eso es todo lo que realmente puedes hacer! ”

“Qu-”

Acercándose a Hayato, que estaba esquivando sus rayos, lo golpeó con el puño.

Oh mier-!

Levantó la guardia, pero el poder de ese puño era el verdadero tema. Su guardia, utilizando su protector de brazo, quedo destrozada mientras  su puño se hundió en el plexo solar.

“GU”

Con eso, el equilibrio de Hayato fue destruido y Claire prosiguió. Torciendo su cuerpo, ella golpeó con una patada giratoria.

Hayato, que había recibido un golpe directo, dispersó el polvo mientras se deslizaba por el suelo.

“Una mirada de sorpresa…. ¿De verdad viniste pensando que no sabía de combate cuerpo a cuerpo?” Claire preguntó a Hayato, que luchaba para ponerse de pie. “A pesar de que puedas usar un Hundred, yo todavía estudiaba la autodefensa para proteger mis entorno cercanos. Las artes marciales es lo básica entre lo básico cuando se trata de combatir; es posible revestir puños y los pies con energía después de todo”.

Ella mostró una sonrisa arrogante.

“Bueno, entonces, vamos a terminar con esto?”

“Ku”

Hayato se las había arreglado para estar de pie, pero su postura era inestable. Claire activó si [Alystherion], que disparó rayos rápida u sucesivamente.

“Hayato, rápido! Forma una Barrera-E y defiéndete! ”

“… ¿Eh?”

Mientras estaba confundido por la voz de repente que escuchó de repente, Hayato liberó la energía de su cuerpo y formó una barrera-E delante de sus ojos.

Él fue capaz de protegerse a sí mismo de todos los rayos.

“¿Estás bien, Hayato?”, Pudo escuchar a Emil preguntar.

“S-si … Si no fuera por tu consejo ya estuviera… Espera, ¿Cómo me estás hablando?”

“En el brazo hay un anillo Vital ¿verdad? Puedo comunicarme contigo a través de eso. ”

Ciertamente, como había sido dicho, la voz llegaba desde el anillo que había sido colocado en su brazo derecho.

“Así que ese tipo de cosas es posible…”

Cuando Meimei se lo había dado, sólo había oído que media la Vitalidad y Energía restante y transmitía de forma inalámbrica los valores de [Liza]. Él estaba sorprendido.

“Hay una función instalada en él que permite a los camaradas mantenerse en contacto durante la batalla. Eso es lo que estoy utilizando en este momento”.

El sonido de pasos y una puerta se oían desde el anillo.

“Emil Crossfield, qué crees que estás haciendo?!”

La voz de Erika podía escucharse.

“¿Qué estoy haciendo? Hayato es un aficionado en el uso de los Hundred. No supo gestionar la energía y además no vio que incluso chocó directamente con la presidenta?. Es por eso que pensé, ¿Por qué no darle un pequeño consejo?’ ”

“Nadie ha hecho nada como esto antes; usted sabe que no hay manera de que podamos permitir esto. Después, recibirá algún tipo de castigo– ”

“Lo permitiré.”

Claire los interrumpió.

“Pero… Claire-sama…”

“Si permite a Kisaragi Hayato demostrar el alcance total de sus habilidades, Lo permitiré,” Claire declaró rotundamente.

“El que habla es Emil Crossford, ¿Correcto? Es posible que tengas un poco de experiencia en combate con los Hundred; sin embargo, no eres nada más que un estudiante de primer año. Eso no cambia las cosas. Vamos a reanudar el duelo”.

“Entendido.”

Ella parecía no estar de acuerdo, pero Erika aceptó y Hayato dejó escapar un suspiro de alivio.

La estrategia relámpago había fracasado, pero si Emil le daba instrucciones, aún podía luchar.

Eso era lo que él creía.

“Gracias.”

Hayato enfrentó a Claire y habló de su gratitud.

“De nada. Ahora bien, aquí voy! ”

Claire comenzó a atacar con [Alystherion] una vez más.

“Hayato, forma una barrera-E!”

“¡Sí!”

Por instrucciones de Emil, Hayato formó un Barrera-e y bloqueó el rayo que venía volando.

“Emil, siguiente!”

“Saliéndonos de lo que Prez (Emil se refiere a Claire) dijo antes, si sigues evadiendo, eventualmente te cansarás y luego serás un blanco fácil. Es por eso que a pesar de que la estrategia ya ha fallado una vez, vamos a intentarlo de nuevo”.

Incluso si la presidenta estaba versada en defensa propia, fundamentalmente su cuerpo era ligero.

Si él llenaba su [Hien] de energía, los ataques persistentes harían que acumulara daños, incluso a través de su Barrera-E , era el pensamiento de Emil.

“Además, el [Alystherion] de Prez no funciona de forma autónoma. Tiene que ser conscientemente manipulado con energía que proviene de ella. Si molestas su concentración, deberías ser capaz de apuntar hacia ella”.

“En otras palabras, lo mejor es ir a la ofensiva?”

“Sí, eso es.”

“En ese caso, vamos a darle una oportunidad!”

Hayato aceleró una vez más y, bloqueando todos los rayos entrantes con su barrera-E mientras esquiva una y otra vez, se acercaba a Claire y cargó hacia ella.

“–Como es que-!”

Las cosas fueron de manera diferente esta vez a diferencia de cuando había comenzado el duelo. Al igual que en la práctica, fue capaz de oscilar [Hien], la cual había sido llenada de energía, hábilmente.

“… Ku!”

Sin embargo, Claire bloqueó el ataque con un solo brazo.

“Hayato, otra vez!”

“No tienes que decírmelo!”

Hayato levantó su espada y se fue en un ataque de seguimiento.

Sin embargo, ella saltó detrás de él y por lo tanto se evadió.

Claire apuntó con cuidado, activando [Alystherion], y comenzó su contraataque.

Concentrando la energía por debajo de sus pies en un salto explosivo con el que evadió el ataque.

“Justo a tiempo, Hayato. Vamos a intentarlo en el próximo! Golpéala directamente con tu energía! ”

“¡Lo tengo!”

Él se las había arreglado para llevarlo a cabo una sola vez, pero eso era lo suficientemente bueno por ahora.

Todavía valía la pena probarlo.

“UUUOOOOO ———-!”

Haciendo un grito de guerra, Hayato vertió energía en [Hien] que estaba plantada en el aire.

Un vórtice de luz azul fue formado, enrollándose alrededor de la espada como una serpiente.

“HAYATO, VEEEEEEE —-!”

Alentado por el grito de Emil, Hayato recortó con [Hien], formando una gigante y carmesí ráfaga de energía que voló en la dirección de Claire.

La técnica fue un éxito!

Justo antes de que llegara a Claire, fue dispersada sin causar daño.

A los ojos de Hayato el brote de una figura como la de una flor se reflejó – [Alystherion].

Los “pétalos” se abrieron como una flor, revelando a Claire, completamente ilesa.

“Has superado mis expectativas, Kisaragi Hayato! Francamente, estoy bastante sorprendida. Esta lucha ha valido la pena para ver tu verdadera fuerza! ”

Mientras ella gritaba, seis vainas de armas flotantes se movieron.

“–Sin embargo, ahora recibirás el castigo por jugar con mis pechos!”

“Ya te dije que lo siento-!”

“Mis pechos no son tan baratos como para que simplemente te disculpes-!”

Antes de que se diera cuenta de lo que estaba pasando, [Alystherion] lo tenía completamente rodeado al igual que la gravedad comenzó a ejercer su derecho sobre él una vez más.

“Por lo que se ve, ya que comenzaste a usar el Hundred ayer, no serás capaz de esquivar en el aire!”

Oh mierda–

Era justo como Claire había dicho. No era capaz de alterar su curso a la izquierda o la derecha, mientras que en el aire, y mucho menos tire hacia atrás.

“Esto es el fin-!”

“Hayato-!”

Junto al grito de Emil, varios rayos volaron en dirección a Hayato.

“-Ku…”

Había sido capaz de protegerse de los primeros disparos con una barrera-E, pero ese era su límite. En poco tiempo, la barrera-E fue destruida  y el cuerpo de Hayato fue golpeado directamente.

El cuerpo de Hayato, que fue elevado en el aire por los impactos continuos de los rayos, cayó al suelo después de poco tiempo.

“¿Qué tal? Es suficiente? “, Preguntó Claire.

Ella estaba de pie encima de Hayato y mirando hacia abajo sobre él mientras yacía boca abajo en el suelo.

Todavía estaba consciente.

Sin embargo, él también había sufrido el impacto de estrellarse contra el suelo.

Su cuerpo gritaba de dolor–

“No aún no…”

Hayato intentó ponerse de pie.

Renunciar no era una opción.

Después de todo, si iba a perder, quería perder luchando hasta el final.

Si no lo hacía, él no sería capaz de hacer frente a Emil, que le había hecho compañía durante la práctica de ayer, y las dos chicas que se habían preocupado por él.

Es por eso–

“Hayato…”

La voz preocupada de Emil se oía desde el anillo.

Un tono que parecía dar a entender, ‘Está bien darse por vencido. ”

Sin embargo, tal pensamiento nunca entró en su mente mientras aguantaba el dolor y se ponía en pie.

Al ver el estado en que estaba, Claire dejó escapar un suspiro de asombro.

“Si así es como va a ser, por lo menos déjame terminar esto–”

Ella combinó las seis vainas de armas que flotaban en un rifle gigante.

¿Qué diablos … Así que incluso puede hacer algo así … Hayato murmuró en su mente.

Aunque, en la practica, Emil también había sido capaz de cambiar su arma. Por otra parte, había dicho que otros Slayers también podrían poseer esta habilidad.

El que Claire fuera una de esas no era tan difícil de imaginar.

“Este es el Buster Cannon. Cuenta con suficiente poder de fuego para incapacitar incluso a un Savage si lo golpeara directamente”, dijo con una sonrisa provocativa.

El cañón del Buster Cannon era largo y ancho.

Era lo suficientemente grande como para que fuera necesario levantarlo con ambos brazos.

“Es desafortunado, pero con esto, el duelo se decide.”

Cuando la luz empezó a reunir dentro de la boca del cañón de Buster…

*GOLPEAR*-!

Su corazón latía con fuerza en sus oídos.

…Que es esto…?

* THUMP *, * THUMP * -!

Dos veces en esta ocasión.

Que es esto…?

Mi cuerpo… se siente caliente…

Su sangre hervía y sintió un impulso.

“Hayato, ¿puedes oírme, Haya … a …!”

La voz de Emil, comunicándose con él a través del anillo Vital, se oía mas y mas lento.

Pum, pum, pum.

Su palpitante consciencia comenzó a desvanecerse–

… Y a la vez…

Los ojos de Kisaragi Hayato se volvieron dorados.

※※※

“Qu– ?!”

Debido a que Claire no pudo percibir a Hayato esquivando el ataque, dudaba de sus propios ojos.

Era indiscutible, sin embargo, no sólo lo había esquivado, también había comenzado a atacar con velocidad increíble.

“… Ku!”

La espada de Kisaragi Hayato, que se mantuvo al nivel del suelo, se acercó a ella.

Dando un paso atrás, ella esquivó mientras la espada descendía.

Sólo lo había esquivado por un pelo.

La espada impactó con violencia al suelo, lanzando  una nube de polvo en el aire y dejando un gran cráter donde había golpeado.

Qué pasa con esta velocidad y poder…

Ambas cosas no podían ser más diferentes de cuando había empezado el duelo.

Si ella fuera a tomar un golpe directo ahora, podría incluso ser fatal.

Imposible, pensar que hay alguien que – aunque sea por un instante – me hizo considerar la posibilidad de perder–

En lo que se refiera  Little Garden…

Hundred1_illu5

No, incluso en lo que se refiere al mundo, esto no era algo que pudiera aceptar.

Con esto en mente, ella gritó, “No hay manera de que pueda perder-!”

Perder con un estudiante de primer año que apenas había recibido su Hundred personal el día anterior… Esto era inaceptable para la que era llamada presidenta del consejo estudiantil, así como la Reina. Pero por encima de todo, esto no era algo Claire Harvey permitiría. Sería una mancha en su dignidad como la jefa de Bugeika.

Dicho esto, no parecía que fuera a ser fácil…

Los ataques de Kisaragi Hayato llegaban rápida y pesadamente, drenando su resistencia poco a poco. Dada la situación, mantenerse a la defensiva no era una opción.

“Si vas a ir por todas, lo hare de la misma manera!”

Claire centró su energía en acelerar, abriendo una cierta distancia entre Kisaragi Hayato y ella misma.

Preparando su espada, Hayato siguió.

Al ver que él había tomado el cebo, Claire, sonriendo como el gato de Cheshire, cargo su Booster Cannon con energía una vez más.

“Esta vez, definitivamente voy a darte-!”

El disparo, después de todo, se haría a quemarropa.

A día de hoy, no ha habido una sola persona que haya recibido este ataque en este rango y siguiera en pie después. Tenía confianza en que esta técnica acabaría incluso con un Savage.

“Claire-sama, en este rango, corre el riesgo de matarlo!” Ridia gritó desde lejos.

Claire estuvo de acuerdo.

Pero, si se trataba del Kisaragi Hayato con el que estaba tratando–

No iba a ser como antes, y más que probablemente, no podría derribarlo.

Si ella atacaba la forma normal, él terminaría esquivándolo.

Dado que–

Es porque ha probado ser alguien que merece su fuerza completa que ha decidido usar esa técnica.

“Comete esto, Kisaragi Hayato!”

Del mismo modo que la persona en cuestión estaba a punto de cortarla con su espada, Claire soltó la totalidad de la energía que había estado acumulando en su Buster Cannon.

Al instante, todo su cuerpo estaba envuelto en una intensa luz blanca.

“* Haa *, * haa *… ¿Qué tal …?”

Claire más o menos controlaba su respiración.

Con esto, el duelo debería estar decidido…

Mientras las nubes de polvo creadas por el impacto se dispersaban, estaba segura de que lo que aparecería ante sus ojos sería la figura de un colapsado Kisaragi Hayato–

“Esto tiene que ser una mentira, ¿Verdad…?”

Claire no podía creer lo que veía.

No sólo porque él todavía estaba allí, de pie.

Sino también debido a que la forma de su arma había cambiado por completo.

La resistente armadura que había cubierto antes sólo su brazo derecho estaba ahora también en el brazo izquierdo y ambas piernas – ahora cubría todo su cuerpo. Por esa razón, ahora parecía varias veces más grande.

“… Full-Body… Armament…?”

Dada la escena ante ella, no podía llegar a ninguna otra explicación.

Ella había sido etiquetada como un genio por haber requerido sólo un mes para llegar a ese estado con su Hundred.

Por esa razón, lo que estaba sucediendo ante sus ojos, simplemente no podía ser cierto.

Por otra parte, sufrir el impacto directo de la Buster Cannon y salir ileso? Eso era imposible. No parecía como si se hubiera utilizado una barrer-E. En primer lugar, no se veía como si hubiera utilizado la energía en absoluto. Más extraño aún, parecía haber anulado por completo el ataque en sí.

Sólo una de las posibilidades vino a la mente.

¿Podría haber sido… una barrera-N …?

En términos generales, hay dos tipos de barreras.

El primer tipo utiliza una pantalla de Energía para defenderse contra un oponente de ataque Energía, difundiendo la fuerza del golpe – la barrera de energía, también conocida como barrera-E.

El otro tipo es la barrera neutral, o la llamada barrera-N. Este tipo contrarresta la energía del rival, neutralizándolo por completo. Este era el tipo que Kisaragi Hayato había empleado aparentemente.

Claire no había oído nada de su habilidad para usar algo como la barrera-N, y mucho menos el Full-Body Armament.

–¡Maldición!

Este no era el tipo de situación en la que podía darse el lujo de estar aturdida de esa manera.

Antes de que ella se diera cuenta de lo que estaba sucediendo, una espada revestida con energía roja había aparecido ante sus ojos.

Parecía una tarea imposible de esquivar dadas las circunstancias; incluso teniendo una postura defensiva en tan poco tiempo era demasiado.

Por otra parte, a pesar de que el Hundred estaba cubriendo todo su cuerpo, su velocidad se incrementó aún más todavía. El tamaño de su espada era grande, pero a través de la energía que se había impregnado en ella, se había vuelto aun más grande.  Parecía imposible defenderse de un ataque de este tipo con una barrera-E.

Estoy perdiendo…?

Ella nunca se había sentido acorralada en una pelea ni una sola vez. Ni por un Savage, mucho menos por un humano.

La corona de la ‘Perfect Queen’ comenzó a balancearse por primera vez en la historia.

“… ¿Cómo podría, la reina, perder frente a un mero novato?!”

Claire gritó mientras una deslumbrante luz era liberada de su cuerpo ..

Ya había dejado de lado la idea de la desventaja.

La única cosa que podía enfrentarse a un Full-Body Armament era otro Full-Body Armament.

A medida que la luz desapareció, protectores teñidos en su color carmesí aparecieron en ambos brazos y piernas, aunque no tan grandes como los de Hayato. En su espalda, pequeños propulsores aparecieron también.

“Salgan, pétalos-!” Claire gritó.

Su cambio a Full-Body Armament estaba completo, rápidamente utilizó una aceleración y esquivó el ataque de Hayato.

La parte superior de los propulsores en su espalda se abrieron, a partir del cual diminutas vainas de armas flotantes (pétalos) se dispersaron y rodearon cuerpo de Hayato.

Había más o menos diez de ellos.

“Y con esto, se acabó, Kisaragi Hayato-!”

Con esa voz como una señal, al mismo tiempo todos y cada pétalo dejaron liberar un rayo. Era una verdadera tormenta de rayos láser.

En tal situación, incluso Kisaragi Hayato debería estar pendiendo de un hilo.

Incluso si hiciera una barrera-N, si son disparados muchos rayos, al menos algunos de ellos deberían atravesar!

La barrera-N anuló los primeros tiros.

Sin embargo, al igual que Claire había supuesto, la tormenta concentrada de fuego atravesó la barrera-N en poco tiempo.

Ella aprovechó la apertura, apuntando con el enorme Buster Cannon que había aparecido en su brazo derecho.

[Alystherion], o más bien los seis cañones se habían unido para formarlo.

Precisamente porque se trataba de Full-Body Armament, era considerablemente más grande que la que había usado con Hayato hace unos momentos, y poseía un poder mucho más grande.

“Esto es el fin-!”

Volviéndose hacia Hayato, lanzó la Energía reunida toda a la vez.

No había tiempo para implementar ya fuera una barrera E o N.

¡Lo hice!

El enorme rayo que surgió del Buster Cannon alcanzó su objetivo directamente.

Atrapado en medio de una violenta explosión que redujo incluso el suelo bajo sus pies a escombros, Hayato se derrumbó.

Confirmando el resultado, Claire respiró. Un timbre sonó por todo el escenario anunciando que la energía de Kisaragi Hayato había llevado a cero, mientras que el marcador electrónico proclamó “Gana Claire Harvey”.

※※※

“Hayato-!”

Emil Crossford causó un gran revuelo en las gradas mientras corría hacia el campo de batalla.

Hayato, que se había derrumbado en el centro del ring, no se movía y su Hundred ya había dejado de funcionar. Estas señales fueron preocupantes para Emil, pero se acercó, se hizo evidente que aún respiraba.

“Gracias a Dios…”

Emil suspiro de alivio.

Erika Vela pronto se unió a Emil en el campo de batalla. En su rostro había una expresión de disgusto y desconcierto – como la juez, no podía declarar la victoria de Claire.

Ridia Steinberg, que había estado esperando en las gradas del campo de batalla, estuvo de acuerdo. Con una expresión amarga, sus hombros temblaban con incertidumbre, que miraban a Claire, quien había recuperado el aliento de nuevo.

“Hey, quiero decir algo muy rápido!”

Emil miró a Claire con severidad. Mientras Hayato salía del Coliseo en una camilla, se sentía libre a estallar.

“Emil, cálmate. Ella seguramente escuchará, ¿Sabes? ”

La que había hablado y detuvo a Emil era una mujer con bata– Charlotte Dymandias. Había llegado al campo de batalla junto con el equipo de primeros auxilios.

A continuación, la mirada de Charlotte volvió a Erika.

“¿Qué tal si me dejas la decisión a mi?”

“…Entendido.”

Después de varios segundos de silencio, Erika asintió con acuerdo y Charlotte se volvió hacia las gradas y levantó la voz.

“Queridos miembros de la audiencia, debo pedir disculpas por haber arruinado su entusiasmo, pero como técnico principal de Little Garden, Yo, Charlotte Dymandias – hago una objeción a este duelo.”

La voz de Charlotte hizo eco en todo el Coliseo. La audiencia quedó en silencio.

“En primer lugar, respecto a las condiciones negociadas antes del duelo. Claire Harvey ha empleado el Full-Body Armament. Antes del duelo, ella personalmente declaró que el Bare Armament sería más que suficiente y por lo tanto no emplearía su uso. Esta norma se violó”.

Mientras la multitud comenzó a gritar, el discurso de Charlotte continuó.

“… Sin embargo, esta desventaja se hizo bajo la premisa de que Kisaragi Hayato era igualmente incapaz de desplegar el Full-Body Armament. Además, incluso antes del uso del Full-Body Armament, él y Emil Crossford estaban en constante comunicación durante todo el duelo. Si bien esto no es técnicamente una violación de las reglas, no obstante es un área gris y oscura”.

En resumen, ambos habían cometido un error.

“Finalmente, la condición vinculada al duelo es uno que no tenía ninguna influencia en el resultado del duelo en cuestión. La reglamentación establece que el resultado por sí solo determina el vencedor, y por lo tanto, de acuerdo con ese resultado, Claire Harvey ga– ”

“Alto ahí, Charlotte Dymandias:”

Al igual que Charlotte estaba a punto de declarar la victoria de la reina, la persona que objetó era  Claire por sí misma.

“Este duelo es mi derrota.”

La multitud rugió. The Perfect Queen había aceptado personalmente la derrota, por lo que tal reacción era natural.

“¿Qué quieres decir con eso, Claire Harvey?”

“Su lógica es en efecto cierta: yendo por las reglas, he ganado. Sin embargo, al hacerlo, he violado la regla que personalmente me impuse a mí misma. En tal caso, incluso si me declaran vencedora, no hace nada para cambiar el hecho de que personalmente siento que he perdido. Eso por sí solo es suficiente”.

“Esos son simplemente sus sentimientos al respecto. Sin embargo, si encuentra este resultado injusto, entonces podríamos considerar un empate? ”

“Haz lo que quieras.”

Claire se volvió para irse.

“De todos los duelos que he visto hasta ahora, este era el más interesante”, dijo Charlotte, con una amplia sonrisa en su rostro.

“… Por favor mantenga sus pensamientos para si misma, Charlotte Dymandias,” Claire murmuró sombríamente sin girar.

Aunque el duelo entre Claire Harvey y Kisaragi Hayato terminó en un empate este último había terminado en el hospital.

※※※

…Qué…?

¿Dónde estoy?

Un olor fuerte llenó su nariz – el mismo olor que había experimentado al visitar a su hermana poco después de que había llegado.

Un hospital entonces…?

Intentó moverse, pero su cuerpo se negó a cumplir. Tanto su conciencia y su visión eran débiles también.

Sus sentidos estaban confusos, sin embargo, sintió la impresión de que la cara de alguien se acercaba.

Se acercaba– lentamente

“Lo siento, Hayato…”

Sintió un toque suave en los labios.

¿Eso de ahora era…

Toda la fuerza dejó su cuerpo junto a una sensación suave.

¿Qué está haciendo esta persona…?

¿Estaba pasando realmente o estaba simplemente soñando?

Él no podía decirlo en su estado actual, pensó, antes de desvanecerse una vez más.

※※※

“N, nnn ….”

No fue hasta unas horas después que Hayato finalmente recuperó la conciencia por completo.

Con un gemido débil, abrió los párpados.

Así que realmente era un hospital…

Uno sorprendentemente sombrío.

“… ¿Cuánto tiempo he estado fuera?”

“Cerca de seis horas.”

Se volvió hacia la voz.

Sentado con sorpresa, se encontró con la reina Claire Harvey sentada junto a su cama.

“P-Pres?”

Cuando sus ojos se encontraron su cara, se acordó de su duelo.

“Perdí, eh…”

Su conciencia era débil y sentía su cabeza pesada mientras sus recuerdos del duelo eran vagos. Mirándose a sí mismo con cuidado, vio que le habían cambiado de su traje de variables a una camiseta y pantalones, aunque no podía ver sus pantalones.

“No, fue un empate.”

Él estaba desconcertado por la inesperada respuesta.

“Qué es lo que tú–”

Luego le enseñó la asombrosa verdad.

Había empleado el Full-Body Armament y defendido contra The Perfect Queen – Claire Harvey y su Buster Cannon con algo llamado barrera-N

“Barrera-N, Full-Body Armament… era realmente yo?”

Incluso si alguien más se lo decía, era difícil de creer.

“¿No te acuerdas?”

Hayato asintió.

Sus recuerdos eran claros hasta el punto en que fue conducido a una esquina, con el cañon de Claire dirigido a él.

“Hiciste todo eso sin saberlo…?”

“Parece que lo hice, lo siento.”

“Kisaragi Hayato, pero quien eres tú? Algo así no debería ocurrir solamente con lecturas altas”.

“Eso es lo que quiero decir, pero…”

Le llamó la atención con un recuerdo repentino.

Tal como había sido acorralado por Claire, su corazón se había golpeado con gran vigor y había sentido como si hubiera perdido el control de su propio cuerpo.

…¿Qué fue eso?

Así como Hayato estaba a punto de preguntarle su opinión, la puerta se abrió.

“¿Qué está haciendo la Prez aquí?!”

Emil había entrado en la habitación y rápidamente pisoteaba mientras se acercaba a Claire.

“Incluso después de enviar a Hayato al hospital por romper su promesa, todavía no tiene suficiente, ¿Eh?”

“No, simplemente he venido a discu–”

“Si ese es el caso, entonces será después, ¿De acuerdo? Hayato todavía no está bien, así que… ”

Emil trató de ocultar su mirada de preocupación.

La condición de Hayato al parecer era mala.

“…Entiendo. Hay algo más que quiero preguntar, pero eso puede esperar hasta mi próxima visita”.

Con un suspiro, Claire se puso de pie.

“Lo siento por esto”, Hayato llamó a Claire, quien había girado para irse por el pasillo.

“No, yo soy la que está mal aquí.”

Claire había hecho una pausa por un momento antes de contestas, pero ella salió de la habitación del hospital inmediatamente después.

“… Entonces, ¿Qué te trae por aquí?” Preguntó Hayato a Emil.

“‘¿Qué dices … He estado aquí desde que te trajeron, ¿Sabes?”

Emil señaló la silla que Claire había estado usando hace un momento.

“Le he estado informando a Charl de tu condición una vez por hora. Nunca hubiera imaginado que ella aparecería mientras no estaba… ¿Cómo te sientes? Mejor, espero”.

“Sí, estoy bien. Nada me duele, por lo menos”.

“Eso es genial. Tu cerebro no muestra anomalías, por lo que debe ser bueno regresar a los dormitorios, si quieres, de acuerdo a Charl. ¿Qué quieres hacer? Si no te sientes lo suficientemente bien, no hay nada de malo en pasar la noche aquí. Incluso te puedo hacer compañía si quieres”

“¿Hacerme compañía? ¿Dónde dormirías? ”

Era una habitación de una persona. La cama de Hayato era la única.

“Buen punto… Supongo que estás en contra de dormir en la misma cama”

“¡Claro! Me gustaría bañarme, así que vamos a regresar a la residencia de estudiantes, ¿De acuerdo? Pero antes de eso, hay algo que quiero preguntarte”

“… ¿Qué?”

Era lo que había querido preguntarle a la presidenta anteriormente.

Él había estado conectado con Emil a través de su Traje Variable, por lo que Emil probablemente había notado su cambio. Teniendo en cuenta que tanto Emil sabía sobre los Hundred, Hayato pensó que podría saber algo.

Sobre esa premisa, Hayato continuó.

“Cuando Prez me apuntó con su rifle, estaba en problemas, ¿Sabes? En ese momento mi corazón empezó a latir con fuerza y mi cuerpo se puso muy caliente… ”

Hayato revivía el incidente como narró.

“Una vez que eso ocurrió, se sentía como si hubiera perdido el control sobre mi propio cuerpo. Ahora que lo pienso, gritaste mi nombre entonces, ¿No es así? ”

“Así que lo recuerdas…”

“Te diste cuenta de que algo estaba mal, ¿Verdad?”

“…Sí.”

Emil asintió y continuó.

“Lo que voy a decir… no se lo digas a Prez, ¿De acuerdo?”

“Estaba a punto de preguntarle antes de que entrara, sin embargo. Me interrumpiste”.

“Si ese es el caso, entonces me alegro. Es algo intimo”.

Emil suspiró, aliviado.

“¿Qué quieres decir con eso? ¿Sabes algo?”

“Lo hago.”

“Seriamente-?!”

“Hayato, mantenlo en… que estás haciendo de repente… Oye, wawa- ?!”

Poniendo sus dos manos sobre los hombros de Emil, Hayato dibujó una mirada seria en su rostro. Emil se sonrojó furiosamente y, mientras se alejaba, perdió el equilibrio.

* BAM! *

Ya que Hayato había estado agarrando con fuerza los hombros de Emil, una vez Emil perdió el equilibrio, ambos se derrumbaron al suelo.

“¡Ay, lo siento … Una vez más …”

Mientras hablaba, Hayato puso las manos en el suelo para apoyarse y luego se levantó.

“Espera, Hayato … Dónde … ¿estás tocando …”

“¿Eh?”

“¡Tus manos! Mira donde estas poniendo tus manos! ”

Hayato de repente se dio cuenta de que su mano derecha estaba tocando el pecho de Emil. (NT: 2 veces en el mismo día, Hayato si que sabe donde caer)

“Oh, lo siento… Nada de qué preocuparse entre dos chicos, aunque, por suerte. No es como si fueras Prez, después de todo”.

Hayato se apoderó de los brazos de Emil mientras trataba de levantarse.

“KYAA-!”

Un grito escapó de Emil.

“Otra vez con los ruidos extraños…” Hayato comentó, un tanto desconcertado. “Pero aún así, tu cuerpo es tan suave como el de prez, realmente te entrenas correctamente?”

“–Th- Nnn-!”

Empujando los suaves brazos de Emil, provocó una voz seductora escapando de su boca.

“Ya basta con los extraños sonidos…”

“H-HAYATO, IDIOTA ———-!”

WHAAAAAAAAAAAP …

La palma de Emil golpeó la cara de Hayato.

“Hayato … idiota …”

“… ¿Eh?”

Podía ver algunas lágrimas escapando de los ojos de Emil.

“¿Qué pasa ahora…?”

“¿Ya te has dado cuenta, no?”

“Dado cuenta…?”

“Supongo que estoy pidiendo demasiado, ¿No?”

“Um, parece que estás tratando de decirme algo, pero…”

“Solo un segundo. Si alguien fuera a escuchar esto, las cosas podrían salirse de mis manos, así que voy a cerrar la puerta primero, ¿De acuerdo? ”

“Eso está bien conmigo, pero…”

Según lo prometido, Emil cerró la puerta.

El normalmente alegre Emil ahora llevaba una expresión seria en su rostro. Eso, más que nada, preocupaba a Hayato.

“Está bien, Hayato, no puedes decirle a nadie sobre lo que voy a compartir contigo. Prométemelo. No voy a responder a tu pregunta a menos que lo hagas”.

“¿Qué diablos te pasa de repente? Poniendo la atmosfera de esta manera… ”

“¿Qué harás? ¿Lo prometes?”

“Sí, pero…”

“…¿De verdad?”

“Somos compañeros, después de todo, ¿No es así? Nunca voy a decir una palabra de esto a otra persona, lo prometo.”

Además, él realmente quería saber acerca de ese misterioso fenómeno cuando trató de levantar su cuerpo.

“Antes, voltéate un segundo y espera.”

A pesar de que quería preguntarle por qué, en lugar de eso mantuvo su silencio y lo hizo, se sentó en la cama, de espaldas a Emil.

“No te atrevas a voltearte, ¿Entendido?”

“Ya lo sé, cielos.”

Cuando terminó de hablar, el sonido ropa moviéndose llegó a sus oídos.

“¿Qué diablos estás haciendo…?”

“No estás mirando, ¿verdad? No te muevas hasta que yo te diga”.

“Ya lo sé…”

Pasó un minuto antes de que el silencio de la habitación fuera roto…

“Para ser honesto contigo, Hayato, te he mentido.”

Una voz sorprendentemente seria pudo escucharse detrás de él.

“Supongo que debería haber sido sincero contigo, pero me faltaba el coraje, por no hablar de que no pareces recordarlo.”

“Espera, que…?”

“Puedes darte la vuelta ahora.”

Hayato finalmente tuvo permiso para darse la vuelta. Mientras lo hacía, no podía creer lo que veía.

No era solo que Emil tuviera el cabello suelto. Solo eso no era suficiente para darle una sorpresa, él ya lo había visto de esa manera después de todo, y cada vez que había sido golpeado con la impresión de que las miradas de Emil eran bastante femeninas.

Esta vez, sin embargo, no podía ver nada además de una chica verdadera.

“Qué diablos es esto…?” Hayato murmuró, con su mirada fijada en el pecho de Emil, iluminado por la luz de la luna brillando a través de la ventana de la habitación del hospital.

A lo que se refería eran los dos bultos del tamaño de una fruta en el pecho de Emil que no deberían estar allí.

“Incluso viéndome así, aun no lo entiendes…”

“No lo entiendo? Qué cosa? ”

“Caray, Hayato, eres más apagado de lo que pensaba. En ese caso, ¿Qué tal esto? ”

Con una mirada recatada, Emil levantó su camisa, dejando al descubierto su abdomen, que revelaba un encantador ombligo de piel blanca.

Y una visión una mirada mas deslumbrante de sus pechos.

La vista era demasiado estimulante…

Enrojeciéndose, Hayato desvió rápidamente la mirada.

Si no lo hubiera hecho, sentía que había perdido toda razón.

Ahora bien–

Se había dado cuenta del tiempo que estaba pasando.

Una cicatriz recorría su abdomen desde el pecho a su estómago.

Una cicatriz que se encontraba exactamente donde la chica de su sueño había sido herida por las garras de un Savage.

Hundred1_illu6

“Eres tú–”

Inconscientemente se puso en pie.

Podría Emil ser realmente la chica de sus sueños?

Justo cuando estaba a punto de expresar ese pensamiento, sus recuerdos de su tiempo en Gutenberg regresaron.

Eso es correcto. Conocí a esta persona – Emil – en Gutenberg.

No espera. Eso no está del todo bien. Hayato corrigió.

Su nombre… no era Emil.

Correcto. Si no recuerdo mal, su nombre era–

“… Emilia, ¿verdad?”

Emilia Hammett.

Ese era su nombre.

“Así que lo recuerdas.”

La voz de Emilia – la voz de la chica de sus recuerdos – tembló.

“Hayato. De verdad, gracias por salvarme ese día”.

“Gracias a Dios…”

Los sentimientos de su corazón llegaron naturalmente a su lengua mientras las lágrimas corrían por su rostro.

“Finalmente fui capaz de recordar. Y, no sólo estas viva y bien, fuimos capaces de reunirnos una vez mas–”

Trazando suavemente la cicatriz con los dedos, envolvió a Emilia en un fuerte abrazo.

“Me alegro de que estés vivo también. Estoy tan feliz de que me hayas recordado–”

Emilia le devolvió el abrazo mientras hablaba.

“Siempre creí que si estabas vivo, serias guiado a los Hundred y nos encontraríamos de nuevo.”

“Guiado por los Hundred, que quieres decir–”

“Sabes los detalles detrás del primer ataque, ¿verdad?”

“Todo eso de ‘meteoritos gigantes cayeron sobre el Polo Sur’, ¿Verdad? Se dice que los Savage llegaron en esas cosas… ”

“En pocas palabras, sí. Fue sólo después de ese evento que la gente como nosotros, personas que podrían ejercer los Hundred, aparecieron”.

Lo que Emilia le dijo a continuación era asombroso.

Un virus, que había viajado las vastas extensiones de espacio a través de los Savage, se había extendido por todo el mundo en su llegada.

Los Hundred reaccionaron y cambiaban de forma en respuesta a los que estaban infectados por el virus.

“Los dos son especiales, incluso entre ese grupo selecto. Sufrí una lesión durante el ataque de Savage en Gutenberg. En ese momento, chupaste el veneno del Savage directamente, ¿Verdad? Algo nos pasó a ambos, entonces – el virus entró en mi cuerpo directamente, como lo hizo en el tuyo, a través del medio de mi sangre contaminada”.

“Y es por eso que podemos operar los Hundred?”

“Es, sin duda, la razón por la que tu reacción en la lectura es la más alta del mundo. No es un virus en el aire, pero su tasa de mortalidad sigue siendo muy alta; tú y yo fuimos muy afortunados de sobrevivir. Por otra parte, es por eso que tenemos un poder tan grande en nuestras manos. La gente como nosotros, a saber, los directamente afectados por el virus, nos conocemos como “variantes”. En el mundo entero, sólo hay alrededor de diez individuos. Es por eso que sabía que nos encontraríamos de nuevo”.

En otras palabras, si Kisaragi Hayato había sobrevivido el incidente, entonces él estaba destinado a llegar a los Hundred tarde o temprano.

Ese pensamiento había mantenido a Emilia viva mientras esperaba por él.

“He tenido a Charl monitoreando cada prueba de aptitud de reacción en todo el mundo. Así fue como te encontré. Charl estaba segura de que había hecho trampa durante la prueba de la Compañía Warslan. Sin embargo, sabía que más allá de una sombra de duda de que eras la persona que estaba buscando”.

“¿Podría ser que viniste a esta escuela para–”

“Debido a que estabas aquí, si. Tuve a Charl moviendo los hilos necesarios. Si no fuera por sus esfuerzos, simplemente no hay manera de que pudiera haberme disfrazado a mí misma como un hombre, ¿Sabes? ”

“… Espera. Así que ¿Por qué te disfrazabas como un hombre?! ”

No era algo que debería ser necesario en el presente. Por otra parte, si no se hubiera disfrazado, su reencuentro habría ocurrido mucho antes.

“Es debido a… bueno, ya sabes… mi situación familiar.”

Su tono llevaba un significado más pesado.

Pensando en el tema, Hayato recordaba.

Cuando habían sido niños, Emilia había tenido que salir a hurtadillas de la casa para jugar con él. Ella era de una estricta familia, pasada de moda, por lo que había oído.

“No me digas que tu familia no sabe que estás aquí?”

“Jajaja, siempre has sido perceptivo, Hayato. Es exactamente como dices. Me escapé de casa y me dirigí aquí”.

Dadas las circunstancias, había tenido que arreglarse con un nombre falso, observando cada paso para que ella no pudiera ser rastreada.

“Ya que estaba infectada durante el segundo ataque, tuve una correa mucho más apretada que la que tenía en la infancia. Para ser honesta, mi familia no sabe que Charl me enseñó sobre los Hundred”.

“En serio…” Hayato respondió, asombrado.

Ella era completamente diferente a la chica dulce y sumisa que recordaba, pero sintió que la actual Emilia, tan llena de energía, no estaba mal.

“¿No era difícil mantener tu disfraz todo el tiempo?”

“Ciertamente. Valió la pena, sin embargo. Podría haber sido sólo una coincidencia, pero lo logre porque fui capaz de compartir habitación contigo”.

* THUMP * – su corazón latía en sus oídos.

Emilia se rió, posicionando el dedo índice ante sus labios.

“Todo lo que solo hemos hablado – Variantes y así sucesivamente – debe mantenerse en secreto, ¿De acuerdo? Un secreto de nosotros dos, incluso tu hermana no puede saber ¿De acuerdo? ”

“Sí, lo tengo.”

“… Espere, dijiste que nosotros dos, pero ahora que lo pienso… Charlotte ya lo sabe, no es así?”

“Ah, eso es cierto, ¿no? Bueno, un secreto entre los tres de nosotros, entonces. ”

Emilia se rió alegremente mientras se rascaba la cabeza.

“Con esto, llegamos al punto principal. Los recuerdos nebulosos de tu duelo anterior es uno de los rasgos de los variantes”.

“Rasgos de variantes? Qué quieres decir…?”

“Cuando tu vida está en riesgo, el virus se activa y las medidas de defensa instintiva entran en acción. Es un estado que llamamos el “Raging Berserker”, una condición en donde tu fuerza surge de forma continua”.

“Raging Berserker, eh…”

Ahora que pensaba en ello, ese nombre ciertamente coincidía con lo que había experimentado.

“A cambio, te pierdes, y te vuelves violento. Es bastante molesto ya que puede revelar que eres un Variante. Yo también estaba en ese estado no hace mucho tiempo, pero hoy en día, soy capaz de controlarlo un poco. No es un problema más”.

“En otras palabras, podría controlarlo con la práctica?”

“Tienes que ser capaz de controlar la energía primero. Es necesario controlar el poder de dormir que duerme dentro de ti. Son muy similares. Da lo mejor de ti, ¿De acuerdo? ”

“S-sí…”

Cuando estaba a punto de asentir en respuesta, un cambio inesperado apareció en su cuerpo.

Q-que …?

Sus pies temblaban y su visión se volvió borrosa.

Su estado debe haber sido peor de lo que se había dado cuenta.

Hayato se volvió a Emilia y se desplomó en su pecho.

“Espera, Hayato, no puedes tan de repente…! Tengo que prepararme primero… ”

El rostro de Emilia se tiñó de un rojo intenso. Sin embargo, rápidamente se dio cuenta de que no era ni coqueteo ni una afirmación de su amistad.

“¿Podría ser que… Hayato– Tu cuerpo todavía…”

“Lo siento. No creo que pueda soportarlo”.

“Oh, espera sólo un segundo”.

“Eh…”

Emilia tomó el rostro de Hayato en sus manos…

“Qué estás haciendo…?”

“Está bien. Sólo guarda silencio un momento, solo puede hacerse de esta manera”.

Mientras hablaba, ella se inclinó.

Y–

“¿Qué …”

“Nnnn… fuuuu…”

–Cubrió los labios de Hayato con los suyos.

“Nn, Fuu … chuu, Chuu, nmuu … chuu …”

Su beso continuó.

Un segundo… cinco… diez…

“Nn, Fuu …”

A medida que sus labios se separaron, la saliva de Emilia pronto encontró su camino por la garganta.

“¿Por qué de repente …”

Enrojeciéndose furiosamente, Hayato tocó sus labios.

“El que estés tan cansado es resultado de la infección. Una vez activado, el virus consume una gran cantidad de energía que se traduce como el fenómeno que estas experimentando”.

“Incluso si eso es cierto, un beso no tiene nada que ver con eso”

“Bueno, eso es…”

“… ¿Eh?”

“Una vez que la capacidad de un variante se activa, aumenta el consumo de energía causando una tremenda y terrible tensión en el cuerpo. Uno de los mejores métodos para contrarrestar este efecto secundario es… a administrar virus que aún no se ha activado”.

“Eso es imposible…”

“Sí. He entregado el virus contenido dentro de mi cuerpo a través de mi saliva. Charlotte desarrolló un medicamento que era para un propósito similar, pero esto es simplemente el método más eficaz”.

Fue de repente recordó el momento en que había recuperado la conciencia.

“¿Podría tal vez ser que por eso me besaste mientras dormía?”

“¿Eh…? Estuviste despierto, entonces? ”

“Vagamente lo recuerdo. De todos modos, de una manera u otra, la memoria de allí… ”

“Um, era una emergencia, así que… te besé por mi propia cuenta… Lo siento…”

“Debido a que era una emergencia? Lo decidiste totalmente por tu cuenta incluso ahora… ”

“Ajaja, ahora que lo mencionas, es verdad…”

“¿Estás realmente bien con eso? Incluso si tienes una profunda razón para hacerlo, besarte conmigo… ”

“Particularmente no me molesta, ¿De acuerdo? Si se trataba de otra persona, entonces tal vez, pero si es Hayato… ”

“¿Eh…?”

“No te gustó?”

“Eso no es todo…”

La habitación del hospital creó un silencio sepulcral.

Había una tensión terrible en el aire.

“Así uh, Hayato? Te sientes mejor ahora? ¿Puedes ponerte de pie por ti mismo? ”

“Parece que sí, supongo.”

“Entonces hay que regresar, ¿De acuerdo?”

Hayato se cambio a su uniforme y se fue junto a Emil.

Normalmente, sería un paseo de diez minutos desde el hospital hasta el dormitorio. Esta vez, sin embargo, ni siquiera habían llegado a la mitad en ocho minutos.

“A pesar de que dijiste que estabas bien, parece que realmente sientes mucho dolor…” Emil comentó, dada la extraña manera en que Hayato estaba caminando.

“Podrías concentrarte en caminar en vez de pensar en esas cosas, te parece bien…?”

“… ¿Hay que volver al hospital?”

“No. He pasado por grandes dificultades para llegar hasta aquí, así que voy a hacerlo… ”

Diez minutos más tarde, llegaron a la residencia de estudiantes sin incidentes.

Ahora bien…

“–Ugh.”

Al llegar a su habitación, Hayato perdió el equilibrio. Presa del pánico, Emil tomó su cuerpo.

“… ¿Estás bien?”

“Creo que estoy siendo un poco débil…”

Estaba mareado, y su visión era borrosa.

“Probablemente habría sido mejor para ti si hubieras descansado en el hospital ¿Eh? Siento haberte pedido regresar a la residencia de estudiantes… ”

“Incluso si lo dices ahora, no tiene remedio. Ya regresamos ¿No? ”

Tomando prestado el hombro de Emil, Hayato se dirigió a su cama.

“Bien entonces, descansa todo lo que puedas. Cuando hayas despertado, tu cuerpo volverá a su estado normal”.

“…Ya veo…”

Acostandose, su conciencia empezó a desvanecerse.

En el momento en que las palabras suaves de Emil llegaron a sus oídos, ya había caído en el profundo abismo del sueño.

※※※

Más tarde esa noche, Claire Harvey, la presidenta del consejo estudiantil, estaba trabajando en la sala del consejo estudiantil del edificio escolar Bugeika.

Eran cuestiones que debían resolverse antes de que terminara el día, así como una pila de papeles oficiales tenían que ser firmados. El contenido de los papeles que tenía en sus manos nunca entraron en su conciencia. Simplemente no podía dejar de pensar en Kisaragi Hayato.

Kisaragi Hayato, pero quien eres…

Él había roto todos los récords de la prueba de aptitud y la lectura de la reacción. A pesar de ello, nada particularmente destacaba sobre las lecturas de sus otras pruebas de pre-inscripción.

Además, él era completamente inexperto en el manejo de los Hundred.

Claire determinaba de esa manera su actitud como Slayer.

Habia sido esa misma razon que había instigado deliberadamente el incidente con Emil Crossford y los recién llegados. Siendo incapaz de negarse, Kisaragi Hayato había sido llevado a una situación en la que no pudo rechazar un duelo que lo llevara a sus límites.

En cuanto a los resultados, su orgullo como reina durante 2 años había sido demolido.

Y, esa cosa que utilizó después de activar su Full-Body Armament  era, sin duda, una barrera-N…

Existía un tipo de Savage que era capaz de utilizar la barrera-N, pero incluso para ellos, era una cuestión de predisposición genética, simplemente no existía una técnica de manipulación de energía que permitiera desplegar una barrera. Si un Slayer ejercía tal poder, era sólo porque su Hundred poseía tal función.

Sin embargo, sus datos no contenían información sobre su capacidad de utilizar el Full-Body Armament, y mucho menos la barrera-N. Ni siquiera Charlotte Dymandias hizo alguna mención de que su Hundred tuviera tal función.

“Claire-sama. Claire-sama… ”

Una voz le llamó desde su ensueño.

Erika se había acercado a ella sin darse cuenta.

“… ¿Cuánto tiempo has estado ahí?”

“Desde hace un momento. Ya la había llamado, pero no respondía, así que la llamé una vez más. ”

“Me disculpo. Estaba perdida en mis pensamientos” Claire respondió, volviendo la mirada a las manos de Erika.

Ella estaba sosteniendo una tetera y una taza.

“Té negro, ¿Verdad? Gracias.”

“Usted tuvo un duelo el día de hoy. Temí que podría estar cansada”.

Erika puso la taza de té en el escritorio de Claire antes de continuar.

“¿Quiere algo para ir con su té?”

“Kisaragi Hayato…”

La expresión de Erika se nubló en un instante.

“… Por favor, no se preocupe demasiado. Si hubiera sido un duelo normal, entonces sin lugar a dudas habría sido la victoria de Claire-sama”.

“No me estoy preocupando por eso.”

“E-entonces ¿Es porque tocó su p-pechos…?”

“¿Qué…?!”

Claire se sonrojó.

“P-por supuesto que no…”

Ella levantó su taza de té como para demostrar su compostura, aunque ella logró el efecto contrario mientras sus manos temblaban.

El recuerdo de su tacto cruzó por su mente.

Honestamente, a causa de Erika, me estoy acordando de más de lo que quiero ahora…

Cabe decir que su pecho nunca había sido tocado por un miembro del sexo opuesto. Para que algo así sucediera, en frente del público incluso! Fue una completa desgracia.

Me pregunto qué es esto que estoy sintiendo…

* ba-dump * – la razón de los latidos de su corazón.

Lo que ella estaba sintiendo.

Claire no entendía nada de eso.

“Más importante aún, Erika, si no te importa, me gustaría consultarte sobre un tema relacionado a Kisaragi Hayato–”

Sus siguientes palabras describieron su propuesta para la manipulación de su destino aún más.

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Strange Translations

LN, WN y algo mas

Gustang Translations

Novelas Ligeras traducidas al español

(NanoDesu) A Translation of the Sky World Light Novel

スカイワールドの英訳なのです!

SpanishTraslation

Sitio dedicado a nuestras traducciones y novelas originales.

SlaveRod

En español por gusto con errores y sin quejas

Nahucirujano Translations

Blog dedicado a las Novelas Ligeras que estoy traduciendo al Español

Isekai Soul-Cyborg Translations

Under new management of the new Isekai Soul-Cyborg. Currently recruiting minions.

A %d blogueros les gusta esto: