Side Story

“Fumu …”

“Shibaid-dono, ¿Está bien? No está actuando como de costumbre”

Había venido al estado de Falnido para el funeral de Girard y también tenía una reunión con Shin. Shibaid estaba sentado profundamente en una silla, con los brazos cruzados, relajándose.

Sería dificil saberlo si fuera un humano o una bestia, pero como Dragnil, estaba claro que estaba inquieto.

Estaba actuando tan extraño que Shumaya Uru Kilmont, enviado y representante del emperador del Imperio Dragón Kilmont, empezó a sospechar.

“Es sólo que me sorprendió un poco. Como escolta, es muy patético de mi haber preocupado a nuestro representante”

A pesar de decirlo, no había ninguna indicación de que el estado de ánimo de Shibaid hubiera cambiado en absoluto.

Aunque no estuviera calmado, sus emociones no eran necesariamente negativas, como impaciencia o ansiedad. Más bien, parecían ser algo positivas; parecía como si estuviera reprimiendo la risa.

Shumaya sonrió ante la respuesta de Shibaid.
“No, no, por el contrario, me complace ver este lado diferente de usted, Shibaid-dono, así que incluso el héroe del Imperio Dragón no puede ocultar su alegría”

La sonrisa de la primera princesa imperial, que también servía como general de las tropas imperiales, era una rara ocurrencia que pocos habían visto.

Tenía un cuerpo humano con las alas, la cola y los cuernos de un dragón. Las emociones se expresaban más en Shumaya que en Shibaid, cuya cabeza era completamente la de un dragón. Cuando sonrió, entrecerró sus ojos negros y su cabello carmesí se agitó con delicadeza.

“Todavía tengo algunos caminos por recorrer, así que todavía soy inmaduro, no importa lo que haga, no puedo controlar mis emociones, la razón por la que estoy feliz es que esto es lo que más deseamos”

En respuesta a la sonrisa de Shumaya, Shibaid habló con emociones profundas.

Cuando estaba con Shin lo soportó, pero ahora Shibaid relajó su cola, cubierta en distintas escalas de Dragnil, y flotó justo encima del suelo.

Si Shibaid hubiera sido una bestia como Girard o Cuore, la cola que se extendía desde su espalda habría estado agitandose ferozmente de lado a lado.

Para los Dragnil, sin embargo, mostrar emoción con la cola era prueba de ser inmaduro. Así que Shibaid se ocupó seriamente de su pesada cola.

“Nosotros, eh … ¿Quiere decir que fue lo mismo para Girard-dono?”

“Ah, él. Sin duda conocía este sentimiento”

Las comisuras de su boca se alzaron cuando declaró esto.

Había sido sacudido cuando recibió la noticia de la muerte de Girard. Sin embargo, al mirar el rostro satisfecho de Girard en el ataúd, y comparándolo con lo que había oído de Shin, estaba seguro de que Girard había dejado este mundo contento.

Tal vez si hubiera sido asesinado por un extraño de una tierra lejana, tal vez no pudiera contener las emociones negativas. Girard se había preocupado de que pudiera morir sin demostrar su lealtad. Pero durante su enfermedad, Shin lo había cuidado, y le aseguró que ya lo había hecho.

Fue precisamente por esta razón que Shibaid pudo disfrutar de la reunión con Shin.

“¿Puedo preguntarle qué es lo que más desea?”

“Lo siento, pero no puedo discutirlo. No es algo que deba esconder, pero tampoco es algo que pueda declararle libremente a todos”

“Ya veo. Empecé a pensar que había sucedido algo auspicioso, de modo que necesito enviar un regalo, viendo a Shibaid-dono tan feliz”

“Tus palabras son suficientes. Ya es hora de la conferencia, tengo que ir al vestíbulo”

Fracasar en dominar sus emociones significaba que todavía era inmaduro. Mientras pensaba eso, trató de distraerse al animar a Shumaya a unirse a él.

“Shibaid-dono nunca solicita mi compañía. Tal vez debería atender el asunto como se espera de mí”

Mientras Shibaid se ponía de pie, Shumaya empezó a prepararse.
Los países fuera de Falnido, también, habían visto mucho cambio desde la muerte de Girard.

Esto incluyó a Kilmont, del cual Shibaid había sido su fundador. En Kilmont no sólo la familia imperial y los soldados que lo habían conocido, sino también los plebeyos todavía estaban de luto por la muerte de Girard.

Girard y Shibaid habían pasado largos años juntos en el campo de batalla siguiendo al Humano Superior, tanto como amigos como como rivales.

Girard con su técnica y velocidad, Shibaid con su fuerza y defensa.

Eran diferentes uno de otro, pero había ocurrido a menudo que eran iguales como vanguardias.

“No hay nada de que preocuparse por aquellos que tramaron algo son atrapados”
Girard era el símbolo de las bestias, y coincidentemente la disuasión hacia elementos problemáticos.

Había personas que despreciaban a los héroes que eran amados por todos. La muerte de Girard parecía que podría desenterrar cosas largas. En la conferencia debían discutir qué hacer al respecto.

“Estará bien, hay un heredero oficial para ser portador de 「Crushing Moon」Él todavía es joven, pero me pareci+o lo suficientemente hábil ¿No está de acuerdo?”

“Fumu. Si Shumaya-dono lo vio y pensó así, uno puede estar tranquilo”

Viniendo de la familia imperial, Shumaya había juzgado a muchas personas, así que Shibaid se sintió aliviado al saber que ella lo pensaba.

Incluso Shibaid, que había encontrado gente de todo tipo, luchaba por ver a través de la verdadera naturaleza de la gente.

Si la otra parte era un guerrero, él podría identificar su carácter incluso sin una reunión en el campo de batalla; Pero no todos eran guerreros.

Shibaid reconoció a Wolfgang como un sucesor por su intuición de guerrero. Pero si pudiera conseguir que Shumaya estuviera de acuerdo, tendría tranquilidad.

Además, Schnee había asesorado previamente a Wolfgang en ocasiones. Si había algo de qué preocuparse, se esperaba hubiera sido tratado junto con Girard.

“Estoy lista, ¿Nos vamos?”

“Sí”

Como guerrero y como hombre, sus habilidades no tenían duda. Pero ¿Qué pasa con un estadista?

Con el fin de averiguarlo, Shibaid se dirigió hacia la conferencia con Shumaya.

 

◆◆◆◆

 

Era el día después de reconfirmar la alianza entre los dos países.

Shibaid había despegado al cielo para regresar a Shumaya al imperio.

Había oído que Shin y compañía volverían a Bayreuth temporalmente, así que mientras tanto Shibaid se prepararía para su propia partida mientras estaban allí.

“Es bueno volar de esta manera”

“Sí, después de todo no podemos volar con nuestras alas”

Asintiendo hacia Shumaya, que volaba junto a él, Shibaid miró hacia abajo sobre el paisaje que se extendía por debajo de él.

Entre los Dragnil había algunos cuya apariencia eran casi idénticas a los humanos y algunos cuya apariencia era cercana a los dragones.

Si uno tenía alas en la espalda era decidido por el nacimiento.

A pesar de eso, no importaba cuán grandes o pequeñas fueran las alas, los Dragnil no podían volar, como lo indicó Shibaid.

Podían agitar sus alas, pero planear por un corto período de tiempo era el límite de su uso. Esto permaneció inalterado incluso después del “Dusk of the Majesty”; Jugadores y NPC por igual todavía eran incapaces de volar.

Si él cayera del wyvern que estaba montando, incluso si era Shibaid ¿Como podría salir ileso?

Sin embargo, al caer desde una altitud de más de 1000 mels, la extensión del daño recibido sería ligera para Shibaid. Con sus habilidades, fuerza y equipo, todo saldría bien.

“Pero, un wyvern gigante sería agradable”

“No empieces con eso. Esos son para transportar materiales en tiempos de emergencia. Y, estás hablando extrañamente”

Shibaid desconfiaba de Shumaya, cuyo comportamiento había cambiado completamente desde que dejaron Falnido; Estaba apática y hablaba en voz baja. Sin nadie cerca de Shibaid, la verdadera Shumaya había salido.

Shumaya pensó en subir a un wyvern gigante para poder pegarse a Shibaid durante la confusión, pero él se había dado cuenta inmediatamente de lo que estaba pasando. La primera princesa imperial de Kilmont era muy honesta acerca de lo que ella deseaba.

A pesar de que renunció a la sede del emperador dragón, no había ninguno en Kilmont que no conociera el carácter y las habilidades de Shibaid; Su reputación era inconmensurable.

Si Shumaya podía convertirlo en su esposo, los beneficios serían numerosos: un ejército más poderoso, un mayor apoyo a la familia imperial, el fortalecimiento de los lazos con Schnee Raizar, etc. Y si pudiera hacer que sucediera ahora, un beneficio adicional estar afiliados con los Humanos Superiores.

“Nacido con ello o no ¿Eh?”

Sorprendentemente, si rastreabas los deseos de Shumaya, la mayoría de ellos estaban vinculados con los intereses del imperio. Tal comportamiento de rebotar alrededor se convertía generalmente en beneficios. Shibaid no sabía si la persona en cuestión lo sabía o no.

En cualquier caso, Shibaid retribuía los sentimientos de Shumaya hacia él.

El padre de Shumaya era el actual Emperador Dragón,por lo tanto el camarada de Shibaid en brazos. Junto con la emperatriz, eran amigos cercanos que habían experimentado muchas batallas juntos.

Él también había ayudado de vez en cuando cuando ella había sido una niña, así que Shumaya era como una hija para Shibaid.

Le alegraba que fueran cercanos cuando era más joven, pero ser visto como un compañero potencial era un problema.

“Llegaremos al castillo pronto, no más mal humor”

“Qué presuntuoso de tu parte”

Shumaya hizo una mueca con sus labios. Shibaid se limitó a sonreír.

“No actúes así, todavía tengo cosas que hacer – todavía tenía, por lo menos”
Shumaya notó un cambio en la voz de Shibaid. Sus ojos no estaban allí; Miraban algo muy lejano.

“Shiba–”

“Wyvern, justo allí, desciende”

Shumaya fue interrumpida a la mitad de sus palabras cuando se acercaron al castillo; Cuatro wyverns se acercaron a ellos. Eran los Caballeros Dragón de Kilmont, encargados de proteger los cielos de Kilmont.

“¡Mi nombre es Shibaid, he traído a Lady Shumaya Uru Kilmont, la primera princesa imperial! ¡Aquí está mi prueba!”

Shibaid voló hasta los caballeros y desplegó la bandera de la familia imperial.

Estaba imbuida de magia, y respondería a los equipos mágicos llevados por los Caballeros Dragón.

“–Se ha confirmado la autenticidad. Nos disculpamos por las formalidades”

“Bien. Ustedes son los guardianes de los cielos de mi país. Continuen y regresen a sus puestos”

“¡Sí señora!”

A la orden de Shumaya, los hombres saludaron y salieron volando. Ambos los miraron mientras se alejaban en perfecta formación. Al observarlos uno tenía una idea del entrenamiento que los caballeros sufrieron.

“¿Hm? Parece que hay una fiesta de bienvenida”

“¿Fiesta de bienvenida?”

Siguiendo los ojos de Shumaya, Shibaid miró el castillo y vio en el muelle de wyvern un grupo de personas. En la parte delantera estaba alguien que Shibaid conocía bien.

Una vez que habían aterrizado con seguridad el hombre se acercó a ellos con un sirviente a su lado.

“Es bueno verlos a ambos de regreso. Regresaron antes de lo que esperaba”

“Padre, ¿Qué estás haciendo aquí?”

El hombre que Shumaya acababa de llamar padre era inequívocamente Zaikuin Baal Kilmont, el Emperador Dragón. Su cuerpo que rivalizaba, o podía incluso superar el de

Shibaid estaba cubierto de profundas escamas carmesíes, y sus cuernos violetas se elevaban majestuosamente por encima de él.

“Tuve la sensación de que podrían volver hoy, parece que no hubo problemas”

“Sí, los descendientes de Girard-dono son individuos distinguidos”

Zaikuin asintió con satisfacción ante la respuesta de su hija.

A pesar de que eran padre e hija, actualmente estaban llevando a cabo lo que parecía ser un informe de negocios entre un emperador y su reclusor.

“Si Shumaya lo dice, entonces estoy seguro de que no hay problemas. Podemos hablar de los detalles más tarde, ahora es momento de descansar después de su viaje”

“Si, mi Señor”

Shumaya salió del muelle y se dirigió hacia el castillo, y Zaikuin dijo a los guardias que habían estado vigilantes detrás de ellos que se retiraran. Sabiendo que el emperador estaría a salvo cuando Shibaid lo acompañara, obedecieron sin pensarlo dos veces.

 

“Ahora, antes de que Shumaya dé su informe, me gustaría tener noticias de ti. ¿Tiene tiempo, seguramente?” -preguntó Zaikuin. Con los guardias desaparecidos, relajó un poco el tono.

“Sí, también tengo algo que discutir con usted, Su Majestad. Iré esta noche”

Después de un momento de ligera sorpresa, el emperador asintió.

Sólo eran los dos; No había nadie que se opusiera a que Shibaid ignorara la petición del emperador.

 

◆◆◆◆

 

Era más tarde, por la noche. Shibaid había sido llevado a la habitación privada de Zaikuin.

“Aquí no hay necesidad de formalidades, ¿Qué querías discutir conmigo?”

“Antes de eso. Me disculpo, pero quisiera pedir a los hombres escondidos que salgan de la habitación”

“… parece que es algo muy importante”

Zaikuin ordenó a los hombres escondidos bajo el suelo y en el techo que se fueran. Normalmente al emperador nunca se le permitiría estar solo con un aventurero, pero si era el antiguo emperador Shibaid, esa era una historia diferente.

“Ahora, ¿Qué ha ocurrido? ¿Tiene que ver con Girard-dono?”

La voz de Zaikuin resonó por la silenciosa habitación. Debido a que Girard era el tema de discusión, el tono de su voz parecía mostrar preocupación por Shibaid.

“No, no es por él. Girard murió contento y tranquilo, y su rostro parecía tranquilo después de partir”

“Después de oír la noticia pensé que sería imposible, pero estoy aliviado de saber que se fue sin arrepentimientos”

Al oír lo que dijo Shibaid, Zaikuin soltó un suspiro de alivio. Él, también, había peleado una vez junto a Girard.

Al igual que Shibaid, aunque no en la misma medida, ambos eran gobernantes, guerreros y camaradas con una relación larga. No quería imaginar a Girard sufriendo cuando murió.

“Sin embargo, si no se trata de Girard-dono, ¿Qué es lo que deseas discutir?”

Con las circunstancias actuales Zaikuin creyó que debía tener algo que ver con Girard. Miró a Shibaid ligeramente confundido.

“Déjame disculparme de antemano por mi brusquedad. Dejaré el imperio. No me preocupa, pero de ahora en adelante será difícil para mí ayudarte”

“…¿Así que esto significa que no piensas regresar?!”

El asombro de Zaikun era tan obvio que se podía ver claramente en su cara de dragón.Hasta entonces Shibaid había trabajado en el corazón de Kilmont. Lo que acababa de decir, sin embargo, hacía parecer que se marcharía y nunca volvería.

“Tal vez, ¿Una nueva base de Humano Superios fue descubierta?”

En el continente de Eltnia había varias bases que los Humanos Altos habían dejado atrás. Entre ellas estaban el famoso castillo volador Rashugum y Palmirack, que ahora servía como bastión de la iglesia.

Sin embargo, con la deriva continental varias bases habían desaparecido. La base de Shin, el maestro de Shibaid, el ‘Herrero Oscuro’, aún no había sido encontrada.

Mirando el rostro preocupado de Zaikuin, Shibaid dijo con calma.

“No, no es eso. Y tampoco me quedaré en Tsuki no Hokora”

“Bueno, entonces, ¿Por qué tienes que marcharte? La única cosa en la que puedo pensar sería en demonios, pero no he oído ninguna noticia desde “Dusk of the Majesty”

“No es eso tampoco”

“¿Entonces que? Bien podrías escupirlo” Dijo Zaikuin, dejando escapar un suspiro descontento. Confiaba en Shibaid, así que cuando no había nadie más alrededor, el emperador podía dejar que sus modales se deslizaran.

“Un compañero al que juré lealtad ha vuelto. ¿Entiendes lo que estoy insinuando?”

“¡No quieres decir… !?”

Los ojos de Zaikun se abrieron de par en par. Las pupilas que miraban fijamente a Shibaid se llenaron de algo más allá del asombro; Había admiración en ellos.

“Es cierto, y tarde o temprano habrá otros que se darán cuenta, por eso te lo estoy informando ahora” Dijo Shibaid mirando directamente a Zaikuin-.

“De ahora en adelante, bajo ninguna circunstancia debes enfrentar a nuestro amo, y si lo haces, necesitaré levantar mi espada contra ti”

Sentado frente a él no estaba un aventurero de rango SS, ni el Emperador Dragón fundador del imperio. Estaba un solo guerrero que había jurado lealtad a su maestro. Estaba escrito en sus ojos: podríamos haber peleado muchas batallas juntos, pero oponte a mi y no encontrarás misericordia.

“… Ya veo. Realmente ha vuelto”

Ante la resolución de Shibaid, Zaikuin guardó silencio. Después de unos momentos exhaló en silencio.

No es como si una despedida no fuera triste.

Pero Shibaid podía verlo en la expresión de Zaikuin; Habían pasado tantos años juntos que el emperador entendía cómo se sentía.

“Lo siento. No puedo quedarme de brazos cruzados, ahora que nos hemos encontrado una vez más”

“No te disculpes. Estoy de tu lado. Me alegraría tener a alguien como tú siguiéndome. Tu maestro también debe estar contento. Cuando nos conocimos, siempre estabas mirando a lo lejos. Todavía anhelabas algo”

“Ha ¿En serio?”

“¿No lo sabías? Supongo que la persona misma nunca se da cuenta”

Este bastardo, rió Zaikuin.

Para Shibaid, la sonrisa de Zaikuin se veía igual que en los días en que se habían conocido. Era su verdadera sonrisa, la que estaba debajo de su fachada de emperador.

“Shumaya estará muy disgustada” Dijo Zaikuin con un suspiro, como para barrer la tensión.

“Ella estará bien. Es dura”

“Eres el único que pensaría eso”

Shibaid frunció el ceño cuando Zaikuin se encogió de hombros con lo que dijo.

Era Zaikuin quien sabía que su hija tenía sentimientos por Shibaid, pero no hizo nada para impedir que se desarrollaran.

“Entonces, ¿Cuándo vas a partir? ¿Nos permitirías verte partir?

“Tengo que encargarme de algunos asuntos primero. No deberían tomar tanto”

“Ya veo. Será difícil explicarselo a los demás. No es como si pudiera decirles la verdad, después de todo” Dijo Zaikuin, rascándose la barbilla, con su rostro lleno de preocupación.

Un Humano Superior había regresado. Si las noticias se difundían, muchos grupos empezarían a movilizarse. La Facción Negra del culto de Shiten estaría encantada; Ciertamente tratarían de hacer contacto con él.

Sin embargo, las noticias no eran todas buenas.

Había tontos que, no comprendiendo el poder de los Humanos Superiores, podrían tratar de manipularlos. Y para la mayoría de la gente, los Humanos Superiores eran cosas de leyendas; Pensaban en ellos como cuentos de hadas, sin entender lo que era verdad y lo que no lo era.

“No espero nada mas que guardes el secreto lo mejor que puedas. Pero su tiempo dedicado a ser anónimo no durará mucho. Schnee ya lo acompaña y he oído que hay otros también, su nombre seguirá elevándose”

“Así es. Los hombres fuertes son un imán para los problemas, tú no eres la excepción”

“¿No lo soy?”

“Por supuesto”

Zaikuin parecía querer decirle algo a Shibaid que parecía perplejo.

“Entiendo si no quieres quedarte aquí. Pero por ahora, por los viejos tiempos… acompañame por una copa. Para mí este puede ser un momento triste, pero para ti será una copa de celebración”

“Fumu. Vamos a beber”

Cuando Zaikuin trajo una botella especial, Shibaid sacó un atesorado artículo de su Caja de Artículos.

Es posible que nunca se reunieran de nuevo.

Sabiendo que sería así, los dos Dragonewts, uno negro y el otro carmesí, levantaron sus copas el uno al otro.

Anuncios

9 pensamientos en “Side Story

  1. Pingback: Toca The New Gate Y …… malas noticias | CarlecBen

  2. Shibaid ya tenia enamoradas de el jajaja como era de esperarse
    todos los acompañantes de Shin son los putos amos Eres un grande Shibaid igual que Girard y la otra que se piensa que seguramente traiciono a Shin seguro esta controlada mentalmente o eso creo ;v

    Le gusta a 1 persona

  3. Muchas gracias por el capítulo. De todo corazón t agradezco todo tú trabajo traduciendo esta novela. Saludos y mimas sentido pésame por tu PC, espero pronta yo puedas reponerte d esta lamentable pérdida.

    Le gusta a 1 persona

  4. Muchas gracias.
    fufufufu… así que de antemano y sin mentiras le advierte al emperador.
    Ahora, solo siento lástima por esos pobres que intenten usar a Shin, como cierto grupo religioso… que creo que será destruido justo por aquel al cual adoran.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Strange Translations

LN, WN y algo mas

Gustang Translations

Novelas Ligeras traducidas al español

(NanoDesu) A Translation of the Sky World Light Novel

スカイワールドの英訳なのです!

SpanishTraslation

Sitio dedicado a nuestras traducciones y novelas originales.

SlaveRod

En español por gusto con errores y sin quejas

Nahucirujano Translations

Blog dedicado a las Novelas Ligeras que estoy traduciendo al Español

Isekai Soul-Cyborg Translations

Under new management of the new Isekai Soul-Cyborg. Currently recruiting minions.

A %d blogueros les gusta esto: